El presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros Ortiz, dio a conocer el diseño y puesta en marcha de una herramienta informática que permita validar las miles de firmas que recabarán y presentarán los candidatos independientes para respaldar su registro en el proceso electoral.

Explicó que se trata de una aplicación que está desarrollando el Instituto Nacional Electoral y que será puesta a disposición de los organismos locales, a fin de capturar las fichas de respaldo de ciudadanos que avalen una candidatura ciudadana.

Esa tarea, dijo Landeros Ortiz, representa el reto mayúsculo para los órganos electorales locales, pues implica validar cada firma recabada y hacerlo de manera manual conlleva tiempo y dedicación casi exclusiva de quienes deben certificar su validez, en este caso los propios consejeros.

De tal manera que apoyarse en la tecnología será el camino para cumplir esa misión prevista en la ley, de manera eficaz y sobre todo rápida, ya que los pasos del calendario electoral son sucesivos, no se interrumpen y son determinantes de las decisiones de la institución que administra el proceso de elecciones.

En ese sentido, recordó que de acuerdo a lo que prevé la ley, en enero del 2018 el IEE lanzará la convocatoria para el registro de candidatos, por lo que quienes aspiren deben acudir y cubrir requisitos, y una vez que inicie el periodo de precampañas electorales para los partidos políticos, los postulantes ciudadanos podrán empezar a recabar firmas de apoyo a su favor.

 “Para la autoridad electoral es todo un desafío analizar cientos de fotocopias de credenciales, a veces carentes de calidad, y con base en ellas validar el registro de alguien que aspira a ser representante popular”, agregó.

De tal manera que la aplicación que está generando el INE será determinante para cumplir esta labor; mientras, el Instituto está preocupado considerando que el próximo año habrá elecciones en todo el país y el volumen de papeles por analizar será enorme, y a pesar de ello todo debe salir bien.

EL DATO

Cada candidato independiente debe reunir por lo menos el 2.5% del padrón electoral correspondiente a la demarcación en la que compite, y eso implica miles de firmas que revisar.