Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El convenio bilateral aéreo firmado entre México y Emiratos Árabes Unidos fue aprobado por el Senado y abre la opción a que se hagan escalas en otros países, lo que valida la llegada de Emirates Airlines a México, según expertos.
Dicho acuerdo, publicado el 3 de junio de 2015 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), evidencia que el Senado dio su aval ese mismo año.
“El convenio fue aprobado por la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, el 24 de febrero de 2015 según decreto publicado en el DOF del dos de abril del propio año”, se lee en el texto publicado en dicho portal.
Asimismo, en el punto cinco del anexo de dicho acuerdo, firmado por el ex Presidente Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade, entonces Secretario de Relaciones Exteriores, se establece que las aerolíneas designadas podrán ejercer derechos de tráfico de quinta libertad, que permite aterrizar en un país, embarcar pasaje, carga o correo y llevarlo a un tercer país.
Con estas dos evidencias, queda claro que el convenio sí avala a Emirates Airlines para arrancar el próximo 9 de diciembre su ruta anunciada Dubai-Barcelona-México, aseguró Pablo Casas Lías, director general del Instituto Nacional de Investigaciones Aeronáuticas.
“El convenio al día de hoy cumple con requisitos aplicables, el Senado lo avaló, cumplió todo el proceso formal de las leyes mexicanas”, dijo.
Para materializar el convenio y definir que es Emirates Airlines la que operará una ruta aérea, en 2016, Rodrigo Planas, entonces director general adjunto de Transporte y Control Aeronáutico de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), firmó un memorándum de entendimiento.
“El convenio es genérico, pero ya en el memorándum se especifica qué línea vuela, qué puntos tocará de los intermedios que menciona y a partir de cuándo. Establece la forma en la que se opera y materializa el convenio”, describió.
Sin embargo, al haberlo signado alguien que no tenía facultades legales para ello, no es válido, pero las autoridades mexicanas pueden volverlo a emitir y con eso queda solventada esta falla que es de forma y no de fondo, dijo.
“Se repone, se firma por quien tiene facultades y es vigente completamente”, mencionó.
Este documento, precisó, no es avalado por el Senado, pues a este último le corresponde únicamente suscribir el convenio.
Otro abogado familiarizado con estos temas coincidió en que se puede volver a emitir con la firma de quien corresponda y así se elimina el impedimento para que Emirates Airlines opere su ruta.