Desde hace unos días y hasta el 24 de agosto, en varias partes del mundo, incluido México, se puede disfrutar de uno de los fenómenos astronómicos más sorprendentes en su tipo: una lluvia de estrellas.

El fenómeno conocido como “Perseidas”, tiene un periodo de actividad que se extiende desde el pasado 26 de julio y estará vigente hasta el 24 de agosto, siendo durante este fin de semana cuando alcance su punto máximo, ocultándose la luna durante las próximas noches, lo que facilitará la observación.

El mejor momento para detectarlas será durante la parte más oscura de la noche, entre las 02:00 de la mañana y el amanecer, donde pueden aparecer en cualquier parte del cielo. El efecto luminoso se produce cuando los restos de los cometas entran a la atmósfera, se vuelven incandescentes y transformándose en un haz de luz, que desde la Tierra se ve como una estrella fugaz.

En condiciones ideales se podrán ver entre 40 y hasta 100 meteoros por hora. El evento conocido también como “Lágrimas de San Lorenzo” porque el máximo de actividad suele producirse en torno al 10 de agosto, día dedicado en el santoral al mártir romano.