Mariana Montes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Al acabar de recibir la vacuna contra el Covid-19 podrías salir de la brigada de inoculación, ir a tu centro de salud y recibir otro biológico, el que te protege de la influenza, sin ningún problema, complicación o riesgo.
De hecho, ésta es la recomendación que dan tanto especialistas en infectología y salud pública como instituciones sanitarias, incluyendo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).
El porqué del consejo es brindar los mejores escudos a la población de cara a los meses con temperaturas más bajas, cuando tradicionalmente existe un pico de casos de infecciones de las vías respiratorias.
«¿Cuál es el momento idóneo para vacunarnos contra la influenza? Híjole, la respuesta es ya», resume Michel Martínez, jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud.

NO TE CONFÍES
Los datos del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Influenza 2021 arrojaron hace unos días datos sin precedentes: Nuevo León no registró casos de este padecimiento durante su pasada temporada, del 27 de septiembre del 2020 a mayo pasado.
«Fueron varios los factores que influyeron (en la situación)», explica Omar Rangel, profesor de Salud Pública de la UDEM. «Al ser el modo de transmisión (de la influenza) parecido al del Covid-19, las mismas medidas de distanciamiento social y uso de cubrebocas ayudaron a prevenir los casos.
«También es importante reconocer que la cobertura de la vacunación de influenza aumentó por lo que estábamos viviendo (la pandemia). Más gente se puso (el biológico)».
Pero lo anterior tampoco debe ser motivo para echar campanas al vuelo, continúa el experto Martínez. El virus de la influenza no ha desaparecido y aún puede causar estragos.
Aparte, las relajaciones en las aperturas de espacios brindan más oportunidades de dispersión de patógenos.
«Insisto: tal vez el sentido común diría: ‘a ver, si no hubo casos de influenza, ¿para qué me vacuno esta temporada?’. Bueno, no estamos exentos a que ocurran cambios mayores en los virus y haya una temporada de alta transmisibilidad en una población no protegida», explica el especialista.
Lo ideal, añade, es recibir la inyección protectora de una vez, en lugar de esperar a noviembre o diciembre, cuando los agentes infecciosos ya abundan.
Los anticuerpos tardan semanas en aparecer, por lo que obtener la dosis desde ahora asegura que las defensas queden listas para el invierno.
«¿Qué pasa cuando nos vacunamos después? Ya está la influenza circulando. Entonces coincide, por ejemplo, que la persona va a vacunarse, desarrolla un cuadro gripal y dice: ‘¿sabes qué? Me dio gripe con la vacuna’.
«Esto no es cierto. El problema es que se vacunó ya con la alta circulación del virus».
El médico Rangel coincide: el biológico es simple y sencillamente una gran protección y es ilógico no aprovecharlo.
«Ya tenemos una vacuna consolidada, establecida, que aplicamos todos los años en todos los países. Debemos aprovechar esta ventaja y tener la herramienta para prevenir la enfermedad», expresa el docente udemita.

BIOLÓGICOS SEGUROS
La vacuna de la influenza disponible el año pasado no es la misma que encontrarás en éste. De hecho, la inyección cambia anualmente.
Los CDC explican que la dosis es diseñada para brindar protección contra los virus de la influenza que, según creen los investigadores con base en sus estudios, tienen la mayor probabilidad de esparcirse y causar enfermedad durante la temporada entrante.
De igual manera que el SARS-CoV-2, los virus de la influenza están en constante cambio, por lo que la composición del biológico es revisada cada 12 meses para acomodarse a tal realidad.
¿Quiénes pueden recibir esta inmunización, que es de una sola dosis? Todas las personas de 6 meses en adelante, apunta el especialista Martínez.
La gente en grupos vulnerables, como adultos mayores, embarazadas y pacientes con comorbilidades o con el sistema inmune comprometido deben ir por la sustancia con mayor razón.
Tanto el experto de TecSalud como el de la UDEM llaman a la población a tener confianza: la vacuna contra la influenza es segura y los años de aplicarla lo avalan.
«La vacuna que tenemos actualmente es de virus inactivado», explica Rangel. «De esto puede estar segura la gente: es incapaz de provocar la enfermedad. Lo único que hace es que el cuerpo, al ver al agente extraño, inactivado, genere las defensas adecuadas».
Martínez también es enfático en la seguridad de la aplicación de las preparaciones antiinfluenza y antiCovid.
«Ya tenemos información de que las vacunas de la influenza y el Covid-19, sea cual sea la plataforma (tecnología) que usan, son seguras y su coadministración también lo es. De hecho, lo novedoso va a ser la generación de una vacuna múltiple, esto es que con una sola dosis quedes protegido contra influenza y Covid-19. Es lo que buscarán.
«Y lo digo otra vez enfáticamente: la vacuna de la influenza, así como la vacuna de Covid-19, no pueden ocasionar sus respectivas enfermedades».

Para saber
– Personas de 6 meses en adelante son elegibles para la vacuna contra la influenza
– La vacuna es de una sola dosis
– Tras la inyección deben pasar al menos 14 días para que la persona esté protegida contra la enfermedad
– Es seguro recibir las vacunas de la influenza y el Covid-19 al mismo tiempo