Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con la queja de “Soy personal de salud y no estoy vacunado”, personal que labora en Unidades Médicas Familiares del IMSS en Campeche protestó ayer y reprochó que los docentes de la entidad, que permanecen en casa, ya estén inmunizados.
Trabajadores de UMF No.10 del IMSS señalaron que aun cuando no atienden Covid-19 en primera línea, sí reciben pacientes con sospecha de la enfermedad que deben canalizar.
Acusaron que a diario enfrentan desde los consultorios de medicina familiar, laboratorios y triage más riesgo de contraer la enfermedad que el personal docente que continúa impartiendo clases a distancia.
Señalaron que desde que comenzó la contingencia no han suspendido labores, por lo que se les debió inmunizar.
La semana pasada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que 20 mil trabajadores de la educación en Campeche serían vacunados contra Covid con miras a iniciar clases presenciales una vez que los maestros reciban la segunda dosis.
Este fin de semana comenzó la aplicación de las dosis y ayer el subsecretario Hugo López-Gatell informó que se ha inmunizado a 12 mil 748 trabajadores de la educación.
Con carteles con la leyenda: “Soy personal de salud y no estoy vacunado”, empleados de la UMF del IMSS en Ciudad Concordia, sin suspender labores, protestaron por la estrategia aplicada previo a los comicios locales de junio.