Llama el DIF Estatal a los adultos mayores que ya recibieron su segunda dosis de vacuna anti-COVID a reanudar su vida cotidiana bajo las medidas sanitarias establecidas, a fin de mantener una salud física y mental adecuada, así lo señaló el titular de la Dirección de Desarrollo Familiar de la dependencia, Ernesto Ruiz Velasco de Lira.
El funcionario estatal comentó que en el DIF están muy contentos porque muchas personas de la tercera edad han recibido ya su segunda dosis, lo cual les está cambiando la vida, por lo que es importante tener un cambio de actitud 15 días después de que se vacunaron, para asegurar que el efecto sea positivo y permanente.
Por lo que entre las recomendaciones hacia este sector de la población una vez vacunado, destacan el mejoramiento de la red de apoyo familiar y social que tengan los adultos mayores, por lo que ya pueden estar más tiempo con su familia, pueden dejar accesar a sus familiares a casa, pero a la vez continuar con las medidas de seguridad tales como el uso del cubrebocas, la higiene y el lavado de manos permanente.
Pueden procurar comer acompañados, siguiendo con el cuidado de la sana distancia, participar en la sobremesa y si tienen vecinos que ya se vacunaron pueden invitarlos a su casa, salir a platicar a la calle juntos o a algún parque, sin descuidar las medidas sanitarias. También pueden ayudar a sus hijos o a sus nietos a hacer la tarea, identificar si hay grupos de interés común cerca de su casa para que se vuelvan a reintegrar por lo menos una vez por semana. Participar y hacer alguna clase de ejercicio aeróbico ya sea en un centro deportivo, en el parque más cercano o a través de las redes sociales donde hay clases de activación física.
Otra recomendación es que ya pueden salir al mercado a hacer algunas compras, a la iglesia con regularidad o a algún museo para distraer la mente, a caminar, a pasear a la calle a horas adecuadas, siempre acompañados de sus familiares de preferencia y con las medidas sanitarias. “Todo esto es importante que los adultos mayores y sus familiares lo conozcan, sobre todo quienes ya tuvieron sus dos vacunas, porque la salud física y mental es importante que la retomemos y estemos alertas de ellos, acompañarlos física y emocionalmente y si hay algún caso de abandono denunciarlo”.