De la manera en cómo se distribuya la vacuna anti COVID dependerá la economía de Aguascalientes para evitar que la entidad caiga nuevamente en semáforo rojo y vuelvan a cerrar sectores productivos importantes, estableció el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.
El especialista señaló que las empresas locales van a depender de que la distribución de la vacuna sea eficiente para evitar una nueva baja en el Producto Interno Bruto y no volver a caer en semáforo rojo que pueda afectar a ciertos sectores con cierres forzados, tal como ocurrió con el restaurantero, que ha sido uno de los más golpeados, pues de cada 3 restaurantes, 1 ha tenido que cerrar definitivamente sus puertas.
Afirmó que mientras no haya una distribución eficiente de la vacuna en la entidad y en el país por parte de las autoridades, esta latente la amenaza de volver a cerrar algunos sectores y se podrían ver afectadas desde peluquerías, boliches, cines, restaurantes y la misma hotelería. “Como Estado vamos a depender mucho de la vacuna. Se deben vacunar por lo menos unas 6 mil personas diarias para poder terminar el año, esa es la realidad”.
Destacó que en el caso de Aguascalientes, el 35% de su PIB depende de la industria automotriz y mientras Estados Unidos siga demandando autopartes y componentes, la economía local va a ir caminando a buenos pasos, además de que el sector agrícola es otro sector importante, donde varios productos se han estado exportando bien, sobre todo los que se producen en invernaderos y en la avicultura. “Aguascalientes ocupa el segundo lugar nacional en la producción de guayaba y el tercer lugar en la producción de carne de pollo y maíz forrajero. Son productos agrícolas que dan la cara por el Estado y esto ayuda en 2 sectores:el automotriz y el agrícola”.