Aún con el acuerdo que existe entre varios gobernantes para reactivar el turismo tradicional y de negocios, siguen limitadas las salidas desde la Central Camionera con destino a otras partes del país, que por lo general, en esta época acostumbran tomar vacaciones o días de descanso, dio a conocer el presidente de la Cámara Nacional de Pasaje y Turismo, Óscar Román Garay.
Si bien se tienen en práctica una serie de disposiciones sanitarias para prevenir el contagio de COVID-19 entre pasajeros y trabajadores del sector, hasta ahora ha sido imposible la reactivación de este sector en donde el decremento de usuarios es de alrededor del 60% comparativamente a la misma temporada del año pasado.
Agregó que aunque las pérdidas son distintas, dependiendo de cada línea de autobuses que presta servicios en la Central Camionera, en general se presenta una reducción del pasaje en el nivel ya citado.
“Los destinos de playa al menos en estos meses fueron mínimos, no obstante las salidas con más demanda son hacia la Ciudad de México, Guadalajara, León, Guanajuato y Zacatecas principalmente”.
En cuanto a los destinos de playa, el también gerente de la terminal de autobuses puntualizó que principalmente piden boletos para las más cercanas y que se encuentran en Jalisco, pero no se han tenido en el nivel acostumbrado en tiempos normales.
A pesar de esto, Román Garay aseguró que los empresarios han podido sostener a su plantilla de personal, con el esfuerzo que ello implica, sobre todo desde el ámbito económico, y con la esperanza de que pronto se vuelva a operar en este tipo de transporte, de manera normal, para lo cual no se tiene tiempo definido.
“No obstante, se espera que todo mejore para que las empresas puedan sobrellevar esta crisis, y que la recuperación de las pérdidas que se pudieran tener hasta ahora se dé; sabemos que esto nos llevará años, pero en algún momento debemos empezar y es lo que estamos esperando”.