En punto de las seis de la mañana de este sábado miles de aficionados mexicanos se levantaron para ver los cuartos de final en el futbol varonil con México buscando su pase a las semifinales del torneo para conseguir el objetivo de jugar todos los encuentros posibles en Tokio 2020. El Tri tuvo un partido brillante con un Sebastián Córdova enorme que tomó la batuta del equipo en el momento más complicado para guiar la victoria que pone al equipo a un paso del partido por la medalla de oro.
Desde que arrancó el encuentro tanto Corea del Sur como México mostraron su intención de ir al arco rival, poniendo un ritmo frenético de juego que daba indicios de lo que se convertiría en un partido de ida y vuelta casi todo el encuentro. Apenas a los 12′ de acción llegó el primero de México con una jugada en donde Luis Romo conectó de cabeza un centro hacia la llegada de Henry Martín que, a pocos metros del arco, mandó a guardar la pelota consiguiendo su segundo gol del torneo. Poco le duró el gusto al Tri que en unos cuantos minutos se vio empatado por un golazo de Dong-gyeong Lee que recortó a Romo fuera del área y metió un zurdazo que colgó del ángulo, empatando a un gol la pizarra.
México reaccionó rápido otra vez con buen juego, sobre todo con Alexis Vega que sigue iluminado en tierras niponas. El delantero de Chivas metió un trazo excelso hacia Luis Romo que entró solo por sorpresa por el medio del área para de derecha controlar y, sin dejarla caer, meter fogonazo de izquierda en un auténtico golazo. Solo nueve minutos después un empujón sobre Antuna se convertiría en penal que fue anotado por Sebas Córdova, quien festejó a lo Cuauhtémoc Blanco celebrando que le dieron la 10 en el América hace pocos días.
Así terminó el primer tiempo, con un 3-1 que ponía a todo México con la mira ya en la medalla de oro. Sin embargo, Corea del Sur no se rindió tan fácilmente y en los primeros instantes del complemento se fue con todo por un gol, Ochoa tuvo por lo menos tres intervenciones excelentes además de un par en el primer tiempo. Corea descontó con otro golazo de Lee que de volea cruzada acercó a los asiáticos que volvían a poner nerviosos a los fanáticos mexicanos.
Nuevamente el Tri reaccionó rápido ante la adversidad y solo tres minutos después consiguió el cuarto gol con un centro de Córdova que Henry Martín mandó a guardar con excelente cabezazo. Al 63′ se definió el encuentro con una obra maestra de Córdova; el aguascalentense mostró su calidad con ambas piernas y metió zurdazo impresionante que pegó en el travesaño para después terminar en las redes. Por si fuera poco, Eduardo Aguirre mostró otra vez su romance con el gol y con gran media vuelta, tras jugada de Diego Lainez por derecha, puso el sexto en la cuenta mexicana que se volvió muy abultada. En el agregado, Corea del Sur marcó a balón parado cerrando el 6-3 final que le dio el pase a la siguiente ronda a México en un partido vibrante de principio a fin.
México ahora se concentrará en la semifinal del torneo tratando de llegar a otra final olímpica, pero tendrán que pasar primero por Brasil, a los que se medirán el martes a las tres de la mañana tiempo de México; lo harán sin Jorge Sánchez que por doble amarilla se perderá el partido, pero recuperarán a Carlos Rodríguez en la mitad de la cancha. México está a un partido de soñar con lo hecho en Londres 2012.