Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El SAT sacó a Walmart del Programa de Estímulos a la Región Fronteriza Norte (ERFN), que permite a las empresas con sucursales en 43 municipios pagar solo dos terceras partes del Impuesto sobre la Renta generado en 2019 y 2020.
El SAT notificó el 30 de marzo a la empresa su salida del padrón de beneficiarios ERFN; Walmart respondió el 17 de abril con una demanda de amparo y acusó al SAT de imponerle una “pena inusitada”.
La empresa advirtió que podría subir precios en sus tiendas, que están catalogadas como proveedoras esenciales durante la pandemia.
“Para que (Walmart) pueda operar con normalidad en esta contingencia, debe permitirse acceder a los estímulos fiscales a los que tiene derecho”, señaló la empresa.

Hostigan a COPPEL
La Secretaría del Trabajo y la Profeco presentaron una lista de empresas “no esenciales”, entre ellas Coppel, como un ejemplo de quienes se niegan a cerrar.
Y después de la exhibida, la Profeco inició inspecciones en sus tiendas.
Por ejemplo en Mérida, visitó sus tiendas y colocó sellos de “suspensión” por problemas de etiquetado.
Voceros de la empresa explicaron que sus tiendas son esenciales, pues comercializan despensas de alimentos no perecederos, productos de limpieza, y también operan servicios bancarios.

A ELEKTRA ni la tocan
Las tiendas Elektra de Grupo Salinas, propiedad de Ricardo Salinas, integrante del “consejero empresarial” de AMLO, ha librado clausuras o suspensiones.
“Grupo Salinas se ha negado a cerrar sus negocios con servicios no esenciales. Existen denuncias sobre despidos injustificados y contagios entre sus empleados”, reportó Segob en un informe especial.