Alfredo González y Alejandra Mendoza
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para 2020, la reforma fiscal contempla medidas para fiscalizar aún más a los contribuyentes cautivos y deja de lado el ataque a la economía informal, advirtieron contadores y abogados especialistas en la materia.
Alfredo Esquivel Boeta, líder de impuestos de la oficina en Monterrey del despacho Andersen Tax & Legal, consideró que el Gobierno federal enfoca los cambios en sus leyes tributarias para 2020 en dificultar el cumplimiento de las obligaciones de contribuyentes que ya pagan impuestos.
«No vemos ninguna medida del Gobierno o del ente recaudador, o alguna reglamentación o disposiciones normativas a las leyes que realmente ataquen la parte informal de los impuestos», agregó.
Francisco Javier Saucedo Rangel, miembro de la Comisión Fiscal del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León, destacó el aumento en las causales para cancelación de sellos digitales como uno de los impactos más graves de la reforma fiscal 2020.
Entre esas nuevas causales está la de dejar de presentar declaración anual un mes después de la fecha límite y omitir dos declaraciones fiscales consecutivas.
También incluye recibir una notificación de comprobantes falsos y desatenderla y que un verificador del SAT revise un domicilio y no encuentre personas o encuentre cerrado el local del contribuyente o que haya diferencias entre los ingresos declarados y los comprobantes fiscales emitidos.
«Tratar de ser formal es una restricción para nacer grande», expresó sobre las medidas de la reforma Federico Toussaint Elosúa, presidente del Consejo de Administración de Grupo Lamosa.