José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Donald Trump lanzó ayer su campaña a la reelección para un segundo mandato en la Casa Blanca dando un giro en su percepción de México, presentándolo ahora como un socio contra la migración irregular y también en el plano comercial.
Frente a unas 18 mil 500 personas en la Amway Arena de Orlando, Florida, Trump utilizó a México para golpear a sus contrincantes del Partido Demócrata, asegurando que el país ayuda más que ellos en contener los flujos migrantes en la frontera común donde en mayo hubo 144 mil arrestos.
“¡Nunca habíamos visto algo similar! La gente llegando a cántaros. Pero los hemos detenido. Y como dije, otros nos están ayudando incluyendo el país de México. Veremos cómo funciona”, dijo Trump.
Según un sondeo de Gallup de 2018, 72 por ciento de los estadounidenses ven a México como amigo.
A diferencia del lanzamiento de campaña de 2015 donde se atizó contra la relación comercial bilateral, Trump también alabó anoche el T-MEC, que incluso creará 75 mil nuevos empleos automotrices en EU.

Hace 4 años era lo peor
¡Cuando México envía a su gente no envían a sus mejores. Están enviando gente con muchos problemas. Y están trayendo esos problemas a nosotros. Ellos traen drogas. Traen crimen. Son violadores. ¡(México) no es nuestro amigo, créanme!”
(16 de junio de 2015)