Hace unos días, los presidentes nacionales de los tres principales partidos de “oposición” (PRI, PAN y PRD) decidieron anunciar que contenderán juntos por cuatro gubernaturas en el proceso electoral del próximo año. Siendo que, Aguascalientes, Durango, Hidalgo y Tamaulipas contenderán bajo esta famosa alianza denominada “VA POR MÉXICO”. Lo anterior resulta interesante si analizamos que Aguascalientes será parte de dicha alianza y si además tomamos en consideración que tanto el Partido Revolucionario Institucional como el Partido Acción Nacional gobiernan o han gobernado dichos Estados en los últimos sexenios.

Me permitiré brevemente señalar algunos datos en relación con la gobernanza de los mencionados estados; Hidalgo es considerado como uno de los bastiones priistas por excelencia y poco se pensaría que tendrían que buscar una alianza para intentar mantener el gobierno, aún y cuando la hoy secretaria general del Partido Revolucionario Institucional sea quien se posiciona claramente como la principal contendiente a la gubernatura en dicho Estado. Por otra parte, Aguascalientes, Durango y Tamaulipas viven escenarios electorales similares donde tanto el Revolucionario Institucional como el Partido Acción Nacional han gobernado y entregado relativamente buenos resultados.

El bloque opositor “VA POR MÉXICO” poco ha podido demostrar en el Congreso de la Unión y considero que la ciudadanía DEBE DE EXIGIRLES INMEDIATAMENTE que actúen como una verdadera oposición. De manera tal que si los panistas, priistas y perredistas de los Estados van a intentar “convivir” en un marco electoral conjunto; esto sea realizado con la principal premisa de combatir al gobierno lopezobradorista y conjuntar a los mejores perfiles en los mejores gobiernos posibles, no con el único ánimo de continuar en el poder.

La labor de los dos partidos que funjan como acompañantes del candidato designado, deberá ceñirse a una exigencia de compromiso que permita demostrar una nueva política en la que se olvide cada vez más de los partidos y se piense más en las personas. Valdría la pena exigir que dentro de los famosos “convenios” a celebrarse, se estipulen condiciones claras para que, en el caso de obtener la victoria, los gobiernos permitan olvidar las famosas “cuotas o cuates” y se privilegien la capacidad, la experiencia y los principios de los tres partidos postulantes.

Aguascalientes vivirá meses de intensa actividad, en los que parece ser Acción Nacional abanderará dicha coalición. Es por ello que me permito exhortar a la militancia del Partido Revolucionario Institucional y del Partido de la Revolución Democrática, para que se involucren en los diversos procesos y se fortalezca la tan anhelada oposición; sin embargo, también me permito exhortar a la militancia del Partido Acción Nacional, para que permitan que la mejor candidata o el mejor candidato puedan abanderar el destino de nuestro Aguascalientes por los próximos seis años.

Por lo pronto, me comprometo a dar seguimiento a través de este espacio al proceso de formación de la coalición en el Estado y a continuar exhortando lo mejor para Aguascalientes. Agradezco el favor de su lectura y les deseo un muy feliz fin de semana.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!