Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque es el partido mayoritario, Morena enfrenta conflictos internos que ponen en riesgo su avance electoral en los comicios estatales que se celebrarán este año en seis estados.
La crisis del partido en los estados ha suscitado cuestionamientos hacia la conducción política de la dirigente nacional morenista, Yeidckol Polevnsky, que este año deberá ceder la presidencia.
El momento de tensión también ha revelado el rol clave que ha jugado el senador Ricardo Monreal a través de su mano derecha, Alejandro Rojaz Díaz Durán, quien ha operado como asesor de los morenistas opositores a Polevnsky.
Mientras Díaz Durán ha exigido la renuncia de Polevnsky, la dirigencia partidista inició un proceso interno para revocar la militancia del suplente de Monreal.
El caso más mediático ha sido el de Puebla, donde la dirigente del partido ha sido señalada de cobijar indebidamente la candidatura de Miguel Barbosa en perjuicio del senador ex priista Alejandro Armenta, de quien Polevnsky pidió su renuncia a Morena por inconformarse.
En Baja California, uno de los aspirantes morenistas a la Alcaldía de Tijuana, Jaime Martínez Veloz, impugnó el proceso interno de selección de candidato, que favoreció a Luis Arturo González Cruz, cuyo nombre aún figura en el padrón de militantes del PRI.
Ante el desaire, Martínez Veloz decidió brincar al PRD, partido con el que buscará, ya no la Alcaldía tijuanense, sino la Gubernatura del estado.
En Tamaulipas, el proceso interno de selección de candidatos morenistas al Congreso se dirime en el Tribunal Electoral federal.
Al menos 10 morenistas presentaron impugnaciones a la lista de 22 abanderados palomeados por la dirigencia del partido.
Díaz Durán, quien fue vicecoordinador de la campaña presidencial de AMLO en la Segunda Circunscripción electoral -que abarca Tamaulipas-, afirma que Polevnsky solapó que en la lista fueran metidos “cachirules” cercanos al Gobernator panista Francisco García Cabeza de Vaca.
“El Gobernador quiere retener el control territorial de los municipios, e hizo una operación cuando se dio cuenta de que la marca Morena estaba muy arriba, Morena va a ganar el Congreso local y él lleva escasos dos años y medio (en el cargo), entonces está aterrado de que un Congreso local de Oposición de Morena lo va a auditar y seguramente lo vamos a poner en manos de la justicia después de que haya auditorías y una valoración de su gobierno y de las corruptelas”, sostiene en entrevista.