Dulce Maria Carranza Rojas 
Agencia Reforma

CDMX.- El 99.4 por ciento del armamento portátil y semi portátil que utiliza la Secretaria de Marina (Semar) tiene más de 25 años de uso.

La dependencia informó lo anterior al registrar ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) un proyecto de inversión de 431 millones de pesos para comprar armas nuevas para su personal, además de 218.5 millones para costos de operación y mantenimiento durante cinco años.

“El 37.8 por ciento del armamento cuenta con más de 50 años de servicio, 5.25 por ciento con más de 35 años, 42.9 por ciento con más de 30 años, 13.5 por ciento con más de 25 años, y sólo el 0.55 por ciento es de reciente adquisición”, dice el análisis costo-beneficio del proyecto, fechado el 21 de junio.

Por su antigüedad, las armas “presentan múltiples fallas en los sistemas de disparo, mecanismos de apuntado (miras) y desgaste en las estrías del cañón, lo que limita la capacidad de respuesta operativa en los diferentes servicios que presta la Semar”, explicó Javier Araiza Urrutia, director general Adjunto de Armamento de Semar y responsable del documento.

“En algunos casos, este armamento queda fuera de servicio por tiempo prolongado, debido a que los escalones de mantenimiento elaboran dictámenes de no utilidad resultado de la reparación incosteable, ya sea por presentar el armamento desgaste excesivo en sus componentes, o porque las reparaciones necesarias no están disponibles en el mercado por haber cesado su producción”, agregó.

Si bien entregó a la SHCP múltiples detalles, características y estadísticas sobre las armas que tiene y las que busca comprar, instalaciones estratégicas que vigila y operativos contra la delincuencia en los que participa, la Marina censuró toda esta información en la versión pública del proyecto.

Algunos datos que escaparon de la censura: muchas de las armas con entre 5 y 40 años de uso ya han hecho más de 10 mil disparos; hay riesgo de accidentes para el personal naval durante operativos contra la delincuencia, como quemaduras por deflagración de pólvora o incrustaciones en la piel por esquirlas resultado de la fisura o ruptura de partes del arma; las operaciones Semar contra la delincuencia o en auxilio de la población pasaron de 49 mil 113 en 2018 a 56 mil 435 en 2020.

Los recursos para esta compra saldrán del Presupuesto de Egresos. En contraste con la Semar, la Secretaría de la Defensa Nacional tiene capacidad para manufacturar armas, en particular fusiles FX-05 –aunque también sigue haciendo compras a empresas privadas– y, además, cuenta con un fideicomiso para compra de equipo militar con saldo de más de 64 mil millones de pesos.
Y en alta mar también
Desde abril, la Semar registró ante SHCP otro proyecto, de 491 millones de pesos, para la compra de 3 mil 706 piezas de equipos de uso rudo, específico para operaciones navales.

Actualmente, la dependencia cuenta con 28 mil 55 equipos y pertrechos de este tipo, de los que mil 901 ya están en mal estado por tener fallas constantes.

Estos equipos incluyen balsas, embarcaciones menores, binoculares, tanques de buceo, drones, motores fuera de borda, casas de campaña y dispositivos GPS y de visión nocturna, entre otros.