José de Jesús Guzmán, presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, informó sobre los avances en el proceso de certificación Tipo Inspección Federal (TIF) del rastro público de Aguascalientes. Actualmente, esta infraestructura opera sacrificando entre 20 y 25 animales diarios, con la meta de alcanzar al menos 100 animales diarios una vez concluido el periodo de pruebas y ajustes.
La reciente inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales es un paso crucial hacia la certificación TIF. Sin embargo, aún falta la adquisición y puesta en marcha de un equipo de separación de sólidos, con un costo aproximado de 5 millones de pesos. El alcalde capitalino ha prometido un apoyo de 2.5 millones de pesos para este propósito.
Desde el inicio del proyecto, se han invertido 150 millones de pesos, lo que refleja la magnitud y el compromiso de la iniciativa. Además de los recursos financieros, la capacitación del personal es fundamental. Actualmente, se cuenta con una plantilla de más de 40 empleados.
La certificación TIF no sólo permitirá incrementar la capacidad de sacrificio del rastro, sino que también facilitará que los productores locales, que actualmente llevan sus animales a otros estados como León para sacrificios TIF, puedan hacerlo en Aguascalientes. Este cambio no sólo reducirá costos y tiempos de transporte, sino que también fortalecerá la economía local.
Se espera que el proceso de certificación tome aproximadamente seis meses más, durante los cuales se completarán las adecuaciones necesarias y se elaborarán los manuales de operación exigidos por la certificadora TIF de la Asociación Mexicana de Engordadores (AMEC). Una vez certificado, el rastro público de Aguascalientes permitirá sacrificar ganado de altos estándares, proveniente de los 17 ranchos ya certificados con buenas prácticas de engorda en el estado.