CDMX.- La Reina Isabel II se está poniendo en manos de un asesor legal en respuesta a los repetidos señalamientos del Príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, de acuerdo con el portal estadounidense Page Six.
Según una fuente real, la Monarca de Inglaterra ya tuvo suficiente con este tema e informó al periódico británico The Sun que los ayudantes del Palacio están en conversaciones con expertos en difamación.
“Hay un límite a lo que se puede aceptar y la Reina y la familia real no pueden ser presionadas hasta cierto punto”, agregó el informante.
“Se están poniendo en manos de los abogados. Enrique y Meghan serán conscientes y sabrán que no se tolerarán los ataques repetidos”.
El equipo de abogados de la Reina está considerando enviar advertencias legales a Penguin Random House, que el próximo año publicará las memorias del hijo del Príncipe Carlos y la fallecida Princesa Diana.
“Si se nombrara a alguien en el libro y se le acusara de algo directamente, eso podría ser una difamación y también infringir sus derechos a una vida familiar privada”.
“Preocupa (a la monarquía) que el público estadounidense se trague lo que dicen Enrique y Meghan”, aseveró. (Staff/Agencia Reforma)