CDMX.- Guns N’ Roses salió de gira este mes por primera vez en casi dos años, pero junto con sus instrumentos, también llevó a sus abogados.
Su decisión se debió a que así como los fanáticos regresan a los conciertos, también lo hace la mercancía sin licencia, como las camisetas y pañuelos que venden comerciantes en las calles.
La banda de rock está presentando demandas para combatir a los vendedores ambulantes ilegales que los privan de decenas de miles, a veces cientos de miles, de dólares por noche en ventas de mercancías.
La compañía GNR tiene licencia exclusiva para vender mercancía oficial en conciertos en EU. (Staff/Agencia Reforma)