Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la imposibilidad de concluir el recuento total de votos en todas las entidades del País, Estados Unidos durmió anoche sin saber si Donald Trump se reelegía en la Presidencia o Joe Biden lo relevaba en el cargo.
Ninguno de los candidatos había obtenido el mínimo de 270 votos electorales para declararse ganador.
Los resultados hasta esta madrugada daban tendencialmente 236 votos electorales al demócrata Joe Biden por 213 al republicano Trump.
Cuatro Estados del medio oeste quedaban pendientes de concluir recuentos de votos populares enviados por correo y que serían revisados entre este miércoles y el viernes 6.
Estos Estados son Pennsylvania, que significa 20 votos electorales, Georgia, con 16; Michigan,16, y Wisconsin, con 10.
Biden requeriría ganar dos de esos cuatro Estados y Trump al menos tres para obtener la victoria.
Biden compareció a la medianoche ante simpatizantes para pedirles que tuvieran paciencia en la espera de resultados.
Aseguró que ganaría Pennsylvania y Georgia para obtener el triunfo.
Minutos después, Trump emitió un tuit donde se declaró ganador aunque alegó que le querían “robar” la elección.
Luego, una hora después, dio un discurso en la Casa Blanca y afirmó que había ocurrido un fraude, pues se querían contar votos extemporáneamente.
Aunque aún no concluía el recuento de votos, el republicano aseguró que había ganado ampliamente Pennsylvania, Georgia y Carolina del Norte y adelantó que acudiría a la Corte para defender su triunfo.
Biden llegó a la jornada de votación con varias opciones para aspirar al triunfo, mientras que Trump sorprendió al aumentar sus posibilidades que minimizaban las encuestas.
De los 12 Estados clave, Trump consiguió la victoria en Florida, Ohio, Iowa y Texas.
Biden ganó en Minnesota y en Arizona, con lo que se convirtió en el primer demócrata en llevarse ese estado fronterizo desde 1996.
Además de California, el Estado con mayor peso electoral, también ganó en Illinois y Nueva York.
Ambos candidatos obtuvieron triunfos predecibles en las primeras horas de la elección: Trump se quedó con estados como Kansas y Dakota del Norte, mientras que Biden amarró triunfos en Colorado y Virginia.
En cuanto al voto popular, anoche se mostraba apretado, con 49.8 por ciento para Biden, y 48.7 por ciento para Trump.
La jornada electoral inició con más de 100 millones de votos que ya se habían emitido por correo o de forma anticipada.
El porcentaje de participación sería del 67 por ciento de la población votante legible, la proporción más alta que ha tenido el país en más de un siglo.
Candidatos y electores deberán esperar para conocer los resultados.
Muchos Estados facilitaron las votaciones por correo en medio de la pandemia de coronavirus y, por lo general, las boletas por correo toman más tiempo en procesarse que las presenciales.