Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

Líderes mundiales se comprometen a acabar con la deforestación y reducir en 30% las emisiones de metano para 2030… (bbc.com).

Comentario:

Las primeras participaciones en la COP26 dejan buenos augurios de que esta vez sí, las naciones son partícipes de la preocupación por el cambio climático. ¿Qué es la COP26? ¿Cuáles son los primeros acuerdos? (La reunión durará dos semanas).

Para empezar COP26 quiere decir Conferencia de las Partes (Conference Of Parties) y el número se refiere a que es la reunión número 26 de su categoría. Quiere decir que 25 conferencias transcurrieron sin haber logrado gran beneficio al medio ambiente. ¡Qué terrible que el tema está ahí desde hace 26 años y sólo ahora destaca por su importancia! Cabe mencionar que la Conferencia de París del 2015 logró un impacto en su momento, pero fue perdiendo vigor sin mayores logros. Desdeño incluido de Donald Trump que cuando fue presidente abandonó los acuerdos.

El punto es que esta COP26 parece llegar en un momento de conciencia ecológica de las nuevas generaciones y puede lograr lo que sus antecesoras no pudieron. De entrada, la participación es de más de 200 países y decenas de miles de delegados, incluyendo la presencia de líderes de los países más importantes, salvo por la ausencia de los de China y Rusia. Da para pensar que estos países podrán firmar acuerdos, pero de ahí a cumplirlos… Por el bien de la humanidad esperemos que se alineen.

¿Acuerdos hasta el momento? Destacan tres. Primero: dinero. En conferencias anteriores se había prometido ayuda a las naciones más pobres para que desarrollaran energías limpias. Ese dinero nunca llegó a su destino. Ahora se está hablando de trillones de dólares (según la expresión inglesa, o millones de millones, según la nuestra) que se van a destinar a ese rubro y la promesa de que esta vez sí ocurrirá. Una meta global es llegar a cero emisiones de carbono, lo cual requerirá de muchos años para lograrla, más si no se da el primer paso.

Segundo: árboles. La idea es detener la deforestación, sobre todo de los llamados pulmones del planeta como el Amazonas. Los países están poniendo como objetivo el año 2030, lo cual es sensato. Claro que uno pensaría ¿por qué no detenerla ya? Pero sin duda se requiere de tiempo para planear, organizar y actuar. Si se puede lograr para el 2030 sin duda habremos alcanzado un hito.

Tercero: metano. Resulta que el metano es el segundo, y muy agresivo, causante del calentamiento global. El CO2, como primero, requiere de una estrategia más detallada que abordaremos después. Por lo pronto, los países se están comprometiendo a limitar las emisiones de metano. Algo que de por sí ya hace presagiar el triunfo de esta COP26.

Por fin las naciones están en sincronía respecto al cambio climático. Cierto que se debió haber empezado ya hace tiempo, pero esperemos que no sea demasiado tarde.

 

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com.