Las acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador son las de un propagandista a favor de su partido político y no las de un estadista que requiere el país, estableció el vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Fernando Herrera Ávila, en respuesta a las acusaciones hechas por el Ejecutivo Federal a la oposición, de politizar su iniciativa para modificar el presupuesto de egresos.
En tal sentido, Fernando Herrera dijo que el presidente no toma con sensatez las diferentes expresiones de la sociedad aludiendo un desplegado de connotados intelectuales a nivel nacional, donde advierten de los riesgos de que con motivo de la contingencia sanitaria que vive el país, se acrecienten las decisiones de carácter autoritario. “Andrés Manuel López Obrador va en esa ruta, y pretende anular al Poder Legislativo con una reforma que invalide su capacidad de análisis sobre el PEF, dejando para sí la posibilidad de modificarlo en cualquier momento y circunstancia”.
Lamentó que el presidente no quiera dar ni un paso atrás en sus proyectos faraónicos y prefiera sacrificar el desarrollo de los estados, por lo que esta reforma, que está en el Congreso, pretende anular los fondos para las zonas metropolitanas y que en el caso de Aguascalientes, perjudicaría de manera importante toda vez que los proyectos de Jesús María, San Francisco de los Romo y Aguascalientes no tendrían una ventanilla de gestión. “Entonces sí le afecta a Aguascalientes de manera importante y lo que el presidente debe hacer es privilegiar la democracia antes que el autoritarismo”.