Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal llevará su guerra contra los alimentos procesados a los salones de clases, empezando desde primero de primaria.
La Secretaría de Educación Pública (SEP) alista una reforma al plan de estudio de educación básica de 2017, para incluir en los seis grados de primaria y tres de secundaria la materia Vida Saludable, que inculcará en los alumnos “el pensamiento crítico ante el consumo de bebidas y alimentos procesados”, además de hábitos para combatir la obesidad y el sedentarismo, como la actividad física e higiene personal.
Este cambio deriva de un acuerdo de septiembre de 2020 entre la SEP y la Secretaría de Salud, a su vez consecuencia de la pandemia de Covid-19, para impartir contenidos educativos que fomenten estilos de vida saludables.
Vida Saludable será impartida una hora por semana en primero y segundo de primaria y primero a tercero de secundaria, y hora y media en tercero a sexto de primaria, como parte del espacio curricular Desarrollo Personal y Social, que incluye las materias de Artes, Educación Física y Educación Socioemocional.
La justificación de la reforma, cuyo proyecto fue publicado el 19 de julio en el portal de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) pero aún no aparece en el Diario Oficial, incluye una severa crítica a la sociedad de consumo.
“Los patrones de consumo de las personas cambiaron también en los últimos años y dejaron de orientarse a la satisfacción de necesidades básicas, como alimentación, vestido y protección. Actualmente es más evidente que algunas personas adquieren aquello que les hace sentir identificadas y aceptadas por un determinado grupo social. El consumo, por tanto, es el eje de su vida y su razón de ser, lo que provoca una continua e insatisfecha búsqueda de la felicidad basada en la adquisición de productos y servicios”, afirma el proyecto de la SEP.
“Lo anterior implica una demanda excesiva de recursos naturales y, por ende, la degradación del medio ambiente. De mantenerse los patrones de consumo y estilos de vida actuales, en treinta años se necesitará el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para satisfacerlos”, agrega, sin citar alguna fuente científica para esta afirmación.
Al tiempo que critica los alimentos procesados, el programa de la SEP no menciona alguna afectación a la salud por el consumo de alimentos tradicionales con alto contenido de grasas y calorías como tortas, tacos, guisados, tamales y fritangas, y sí en cambio propone un proyecto escolar para promover el consumo de tortillas, “que son parte de nuestra cultura”.
La industria alimenticia ha estado bajo asedio del Gobierno, que la culpa de la obesidad y diabetes que aquejan al país, y que han incrementado la mortalidad por Covid-19.
En marzo de 2020 se modificó el etiquetado nutrimental para alimentos y bebidas envasados, ahora basado en sellos que advierten sobre altos contenidos de calorías, azúcares, grasas y sodio, sin importar las porciones que se consuman, y también se impusieron restricciones a la publicidad de estos productos.

La propuesta
Algunas de las propuestas de la SEP para el desarrollo de buenos hábitos de alimentación:

– Inducir procesos de reflexión con alumnas y alumnos acerca de los hábitos, los valores y las conductas alimentarias adquiridas en su medio familiar y social.
– Organizar visitas a lugares donde se producen o venden alimentos en la localidad, como mercados, fondas, panaderías, tortillerías y fábricas de productos procesados.
– Propiciar la lectura crítica de anuncios publicitarios y el etiquetado de alimentos y bebidas.
– Orientar la reflexión y el debate de notas periodísticas y artículos de divulgación acerca de enfermedades y trastornos asociados a la alimentación.
– Promover la discusión sobre la influencia que tiene la mercadotecnia en los hábitos de alimentación, así como del impacto en el medio ambiente.
– Impulsar la conformación de comisiones integradas por alumnas, alumnos, madres y padres de familia o tutores, docentes y directivos, que verifiquen la calidad de los productos que se expiden en las cooperativas escolares.

Obesidad infantil
Prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de 5 a 11 años:

Sobrepeso
22%

Hombres 18%
Mujeres 18%

Zona Urbana 18%
Zona Rural 17%

Obesidad
20%

Hombres 20%
Mujeres 15%

Zona Urbana 20%
Zona Rural 12%

POR REGIÓN
Prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de 5 a 11 años por región:

Regiones Sobrepeso Obesidad
Norte 20 19
Centro 18 16
*CDMX 17 28
Sur 17 14

Zona Metropolitana del Valle de México*

Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018