Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las direcciones del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), donde ayer el Gobierno federal anunció relevos por la presunta comisión de irregularidades y posibles delitos, estaban ocupadas por funcionarios señalados desde hace más de dos años por anomalías.
Se trata de la dirección de Operaciones, la dirección Comercial de Liconsa, y la Unidad de Asuntos Jurídicos, cargos que eran ocupados por Bernardo Fernández Sánchez, Manuel Lozano Jiménez y Carlos Antonio Ávila Amerena, respectivamente.
Fernández Sánchez fungió como director corporativo de la compañía Grupo Kosmos entre 2016 y 2018.
En julio de 2019, REFORMA reveló que esa empresa había sido mencionada en investigaciones de la FGR por lavado de dinero y vinculada a una red de personas físicas y morales que, desde México, había provisto alimentos con sobreprecio al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.
Grupo Kosmos está conformado por las empresas La Cosmopolitana, Serel y Koltov. La organización Mexicanos contra la Corrupción (MCCI) documentó que, a los pocos meses de que Fernández Sánchez llegó al cargo directivo en Segalmex, el organismo entregó un contrato por 15 millones de pesos a Productos Serel.
Lozano Jiménez, quien se desempeñaba como director Comercial Liconsa, fue nombrado en el cargo por Ignacio Ovalle, director de Segalmex, a pesar de que carecía de experiencia en el sector.
Según MCCI, en julio de 2020, René Gavira Segreste se vio obligado a renunciar a la dirección de Administración y Finanzas del organismo, en medio de señalamientos de corrupción y malos manejos.
El ex funcionario está presuntamente relacionado con adjudicaciones directas y contratos por casi 800 millones de pesos, entregados a una red de seis compañías, cuyos socios han participado en empresas fantasma y en desvíos en el ISSSTE y en la Sedatu.
También se le vincula con la firma de contratos por 4 mil millones de pesos a favor del empresario Alejandro Puente, a quien se atribuye un vínculo cercano justamente con Lozano Jiménez.
Dávila Amerena trabajó como coordinador de asesores del director de la Lotería Nacional en el Gobierno de Vicente Fox y con Enrique Peña Nieto fue director general de Sanciones en Gobernación.
Ayer, la Presidencia aseguró que la destitución de los funcionarios es una muestra del combate a la corrupción que ha emprendido el Gobierno federal.
Para cubrir las vacantes, de manera temporal, Juan Francisco Mora Anaya, quien era titular de la Unidad de Administración y Finanzas de Segalmex, Diconsa y Liconsa, fue designado como responsable de las direcciones Comercial y de Operaciones de Liconsa.
Alma Contreras Garibay será la encargada de la Unidad de Asuntos Jurídicos.
Segalmex es un organismo descentralizado, creado por López Obrador, que tiene a su cargo dos programas sociales prioritarios: Precios de Garantía y Fertilizantes.

¡Participa con tu opinión!