De acuerdo a la Coordinación de Movilidad (CMOV) aún no se han registrado casos en los cuales se les tenga que negar el servicio a los ciudadanos que pretendan abordar unidades del sistema de transporte público en sus diferentes modalidades, por no cumplir con las medidas preventivas contra el COVID-19, estipuladas en el Diario Oficial.
La dependencia informó que personal de la misma se encuentra realizando recorridos aleatorios en algunas paradas oficiales, con la intención de verificar el cumplimiento de las nuevas disposiciones que establece el uso obligatorio de cubrebocas para toda aquella persona que vaya abordar algún camión urbano, taxi o combi. En caso de que no sea así, el operador le puede negar el servicio sin hacerse acreedor a ninguna sanción. Desde el pasado viernes, verificadores de CMOV entregaron también en algunos casos cubrebocas; de manera subsecuente ya en esta semana, verificarán que efectivamente todos los pasajeros a bordo estén cumpliendo con la medida sanitaria.
Además del uso obligatorio del cubrebocas, el cual es responsabilidad absoluta de los usuarios, los operadores en el caso de los urbanos, tienen la responsabilidad de llevar gel antibacterial para los pasajeros, así como mantener las unidades totalmente limpias. “Los usuarios están acatando la medida casi en un 90%, hay quienes como en todo, se resisten, pero con la publicación del decreto se les puede negar el servicio”, detalló el encargado de despacho Gustavo Gutiérrez.