Al calificar como “malo” el primer semestre del año para su gremio que apenas laboró a un 15 o 20%, la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes informó que desde el inicio del mes de julio, la actividad ha repuntado ya a un 50% de su capacidad instalada, pero todavía falta conciencia ciudadana de utilizar sus cubrebocas.
El dirigente de la SUOTA, Francisco Javier Pacheco Méndez, señaló que es primordial que los usuarios de transporte público traigan su gel antibacterial portátil y sus cubrebocas para evitar las infracciones a causa del coronavirus, en perjuicio de los concesionarios y los choferes.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes señaló que existen muchas personas que se molestan cuando se les invita a utilizar las medidas preventivas sanitarias, sin embargo hay gente que se molesta y se suben sin tapar su boca, y los choferes lo aceptan porque el pasaje todavía era bajo.
En este segundo semestre, la mejoría va sintiéndose en los traslados de pasajeros, aunque se anhela con mucha fuerza que regresen las escuelas y todas las empresas recuperen su actividad para que se hagan más solicitudes en el traslado de personal o bien de comida para llevar.
Indicó que la mejoría todavía no es la ansiada, aunque semanalmente se van incorporando nuevas unidades a servicios específicos como el traslado de empleados o del servicio de pedido a domicilio y a empresas.
Francisco Javier Pacheco Méndez indicó que aquellas unidades que no prestan todavía servicios especializados andan ruleteando en las calles, en la medida que los concesionarios aceptan nuevas áreas de servicio se inscriben a las bases para acceder a un esquema de igualdad de derechos entre los participantes.
Aunque aclaró que el servicio a domicilio únicamente se acepta con aquellas empresas conocidas como restaurantes para no verse afectados ni sorprendidos por terceras personas con paquetes de dudosa procedencia, “esos traslados no se aceptan”, indicó finalmente.