Arturo Ortega 
Agencia Reforma

Nuevo Laredo, México.- Una agresión de sicarios contra militares en esta ciudad fronteriza dejó siete pistoleros abatidos y exhibió el uso de adolescentes, casi niños, por parte del crimen organizado.

Aunque hasta anoche no se había dado información oficial, fuentes del Ejército y del Gobierno de Tamaulipas revelaron ayer el ataque del grupo de sicarios llamado “Tropa del Infierno” del Cártel del Noreste (CDN), una organización creada por ex zetas.

El enfrentamiento se habría registrado a las 17:30 horas del miércoles en la Colonia Manuel Cavazos Lerma, un sector popular en las orillas de la zona urbana.

Los sicarios quisieron emboscar a militares presuntamente en la cercana Colonia Francisco Villa, donde habría iniciado la persecución que terminó con siete pistoleros abatidos.

Según imágenes de la zona del enfrentamiento, al menos cuatro de los siete abatidos eran casi niños que cargaban rifles de alto poder.

Los cuerpos quedaron en una camioneta negra de cuatro puertas: tres pistoleros en la caja de la unidad y cuatro en la cabina.

La “Tropa del Infierno” se ha convertido en el grupo de choque del CDN en Nuevo Laredo y zonas cercanas.

Una fuente oficial aseguró que horas después del violento suceso, sicarios arribaron al cuartel militar para disparar armas de grueso calibre contra las instalaciones sin que se registraran bajas, sólo daños materiales.