CDMX.- Con tal de obtener acceso a sustancias reguladas, Michael Jackson habría llegado a usar 19 identificaciones falsas.
Esta es una de las revelaciones del documental TMZ Investigates: Who Really Killed Michael Jackson, que se transmitirá en Estados Unidos el próximo mes.
Jackson murió el 25 de junio de 2005 en Los Ángeles por una sobredosis de propofol, un poderoso anestésico; y de benzodiacepinas. El cantante estaba a semanas de iniciar una serie de 50 conciertos en Londres.
Conrad Murray, su médico personal, pasó alrededor de dos años en la cárcel por homicidio involuntario, ya que fue quien le administró estas sustancias el día de su muerte.
Pero, de acuerdo con Page Six, el programa incluye testimonios de personas que dicen que Murray no fue el único responsable por el fallecimiento.
El programa explora la relación entre el cantante y el dermatólogo Arnold Klein, quien presuntamente le recetaba altas cantidades del opioide Demerol para uso recreativo.
Incluso, Klein habría tenido una libreta en la que apuntaba las identidades falsas de Jackson y asignaba cuál de ellas podría recibir ciertas recetas.
«(Jackson) tenía varios médicos diferentes e iba al ‘Doctor A’ y le pedía un sedante, y luego iba al ‘Doctor B’ y podía pedirle lo mismo», expresó Harry Glassman, cirujano plástico del «Rey del Pop». (Staff/Agencia Reforma)