Por segunda ocasión en el año, el mexicano José Urquidy se subió a la lomita con los Astros de Houston con la intención de mejorar su primera actuación, la cual no dejó muy convencidos a los seguidores de su equipo. Lamentablemente, no pudo revertir ese mal sabor de boca y Urquidy fue castigado por la ofensiva de los Athletics, quienes supieron sacarle jugo a los titubeos del mexicano.
Tras un tercio de partido, Urquidy mantenía el cero en su casilla, pero, en la alta de la cuarta entrada, Matt Olson y Sean Murphy le conectaron par de sencillos productores que se convirtieron en las dos primeras carreras del partido. Más tarde, en la quinta, Ramón Laureano pegaría cuadrangular sobre el jardín izquierdo, sumando dos carreras más, aumentando el daño sobre el lanzador azteca, el cual terminó trabajando seis entradas completas, recibiendo 7 imparables y 4 carreras, dejando con poco valor sus siete ponches a lo largo de su labor.
Aunque los Astros tuvieron una reacción en el séptimo rollo con un ataque de tres rayitas, no pudieron revertir la desventaja que tenían y terminaron perdiendo 7-3 ante Oakland, que le propinó la primera derrota de la temporada a José Urquidy.
Siguiendo con la actuación de los mexicanos, Luis Cessa sigue con una impecable temporada, ya que lanzó la novena entrada en el choque entre Yankees y Rays. El mexicano ponchó a dos de sus tres rivales sin permitir hit. Los Yankees cayeron por blanqueada de 4-0 ante Tampa Bay.