Una niña de 2 años logró salvar la vida, luego que policías estatales abrieron paso a un vehículo en el que era trasladada por su papá a recibir atención médica, luego que comenzó a sufrir convulsiones y requería urgentemente tratamiento especializado.
Los hechos se registraron el pasado jueves a las 20:08 horas, cuando policías estatales detectaron que sobre avenida Aguascalientes Oriente, a la altura del fraccionamiento Ojocaliente, se desplazaba a exceso de velocidad un vehículo Chevrolet Chevy, color café, que iba pasándose los semáforos en rojo.
Por tal motivo los oficiales le dieron alcance y al pedirle al conductor que detuviera la marcha, se percataron que trasladaba a su hija de 2 años a recibir atención médica al Hospital General del ISSSTE, ya que presentaba convulsiones.
Al darse cuenta de la gravedad de la situación, los mismos policías estatales le abrieron paso con torreta y sirena encendida al vehículo Chevrolet Chevy, escoltándolo hasta el Hospital General del ISSSTE donde llegaron en cuestión de minutos.
La pequeñita fue ingresada al área de urgencias del mencionado nosocomio ubicado en avenida Universidad, en el fraccionamiento San Cayetano, donde logró ser estabilizada por el personal médico.