Resulta necesario trabajar en una cultura del envejecimiento, inculcando entre los niños y jóvenes el respeto hacia el adulto mayor y favoreciendo acciones de vida que permitan un envejecimiento propicio, destacó la presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, Carolina Bernal López. Detalló que según previsiones de la Conapo, para el 2050 en México uno de cada cuatro personas serán adultos mayores de 60 años.

Carolina Bernal López comentó que actualmente el grupo de los mayores de 60 años ya supera al de los niños de uno a cinco años y de acuerdo al último censo poblacional del INEGI de 2010, una tercera parte de los adultos mayores se mantienen económicamente activos, es decir, que aunque están jubilados, muchos buscan un ingreso como apoyo ante lo insuficiente de su pensión.

Al referirse a la escolaridad de la actual generación de adultos mayores, Bernal López refirió que una cuarta parte no tiene ningún grado de escolaridad, es decir, que no saben leer ni escribir. Y el resto del porcentaje tienen escolaridades entre tres y seis años de primaria; mientras que quienes realmente tuvieron acceso a un nivel superior de educación son muy pocos.

La presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología puntualizó que de acuerdo a datos del INEGI, un 20% de los adultos mayores vive completamente solo tras haber fallecido su pareja o porque los hijos ya no acuden a su domicilio. Además de que el 10% estuvieron hospitalizados en el último año, derivado de enfermedades, descompensaciones o agudizaciones.

Resaltó que de acuerdo a la última encuesta intercensal del 2015, las cifras en Aguascalientes refieren que un 70% de los adultos mayores cuentan con algún tipo de derechohabiencia, ya sea Seguro Social, Seguro Popular o ISSSTE, y el resto se atiende por medicina particular.

Carolina Bernal López puntualizó que aproximadamente un 30% de los adultos mayores de 60 años tienen algún grado de discapacidad, es decir, que necesitan ayuda para realizar alguna de sus actividades diarias, ya sea por alguna limitación en su vista, o de movilidad derivado de afecciones. Pero en el grupo de mayores de 80 años el porcentaje se eleva hasta el 60% y aquí entra la figura del cuidador, porque el adulto mayor se vuelve dependiente o necesita ayuda para poder realizar alguna actividad, ya sea para bañarse, vestirse, ir al sanitario, levantarse de la cama, alimentarse o bien ir de compras, manejar su dinero, tomar sus medicamentos en la dosis correcta, desplazarse fuera de casa, entre otras.

Bernal López enfatizó que el cuidador generalmente suele ser la pareja, el hijo o la hija. Aunque en México la mayoría suelen ser mujeres que no reciben ningún tipo de pago porque son de la misma familia, los cuales tienen que dejar de trabajar para enfocarse al cuidado del adulto mayor y que tiene consecuencias importantes en la economía familiar.

Ante el panorama actual que viven las personas de la tercera edad, Carolina Bernal destacó que la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes promueve entre los niños y jóvenes una cultura del envejecimiento favorable promoviendo la concientización de llevar estilos de vida saludables; así como de una adecuada capacitación a los cuidadores mediante talleres y pláticas formativas, a fin de generar mejores condiciones de vida para los adultos mayores.