Moisés Ramírez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador se caracterizó por retirar apoyos a los productores del campo, por lo que ahora éstos esperan que el próximo Gobierno les restituya al menos una parte de lo que les fue quitado y que ha impedido alcanzar la autosuficiencia alimentaria en granos básicos.
«Hoy la agricultura comercial de este País no tiene absolutamente ningún apoyo de ningún tipo y la actividad está muy complicada. Tenemos todo en contra, por la severa sequía y porque el Gobierno no nos apoya», aseguró Rogelio García-Moreno, vicepresidente agrícola del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).
«Cuando se firmó el TLCAN (hoy T-MEC) nos pusieron a competir contra los gringos, pero ellos tienen seguro agrícola, ingreso objetivo, apoyo para diesel, crédito barato y más beneficios. Si no hay una intervención urgente del Estado mexicano el campo se va acabar».
De los 36 subsidios que hasta el pasado sexenio había en la Secretaría de Agricultura etiquetados para mejorar la competitividad del sector primario comercial, el Gobierno de AMLO sólo dejó 5 y de ellos sus 3 principales programas asistencialistas acaparan el 90 por ciento de los recursos de «competitividad».
Además en su último año, el Gobierno destinó a la Secretaría de Agricultura un presupuesto, para apoyos y gasto administrativo, de 74 mil 109 millones de pesos, apenas 0.3 por ciento más en términos reales que el del 2023.
Y eso no es todo, esos recursos representan 27 por ciento menos de lo asignado a la Secretaría de Agricultura en el 2018, el último año de Gobierno de Enrique Peña Nieto, esto con base en la inflación del 3.8 por ciento estimada por la Administración federal para el 2024.
Aunado a ello, el Gobierno de la 4T extinguió a la Financiera Rural, la única vía de financiamiento directo que tenían los pequeños y medianos productores.
Y también les quitó los apoyos de hasta 30 por ciento de las primas de seguros agrícolas, con los cuales los agricultores se arriesgaban a sembrar a sabiendas de que tenían un respaldo en caso de sufrir pérdidas en sus cosechas.
«La próxima Administración no debe abandonar el apoyo a los muy pequeños productores (básicamente de autoconsumo), pero tiene que voltear de nuevo al productor comercial.
«Es urgente que regrese el apoyo para agricultura por contrato y, por consecuencia, el apoyo para coberturas en la Bolsa de Granos de Chicago para el caso del maíz y otros commodities». sostuvo Francisco Chapa, integrante del Comité de Prácticas Societarias del CNA.
Añadió que México está produciendo cada vez menos productos primarios, como granos, que son la base de la dieta nacional, por lo que es una necesidad imperiosa que se restablezcan los subsidios para seguros agrícolas porque las primas están inalcanzables.