Mejoras urgentes son necesarias en la operación de Casa Libertad para garantizar el derecho a la convivencia de niños y sus padres, señaló Martha Esperanza Campos Sambrano, presidenta de la Asociación de Abogadas del Estado de Aguascalientes. Muchos niños no pueden ver a alguno de sus padres durante el lapso otorgado para la convivencia, debido a que la instancia dependiente del DIF Estatal, donde se realizan los encuentros, no opera de manera continua y carece de personal, enfatizó.
La litigante denunció que hay retrasos en los dictámenes de los especialistas de trabajo social, que deben elaborarse desde el DIF Estatal como parte del proceso de un juicio de patria potestad, para evaluar las condiciones de vida del padre, la madre y el menor.
Cuando la parte defensora solicita al Poder Judicial que el DIF Estatal realice estos estudios, la respuesta habitual es que no cuentan con personal suficiente y solicitan tres meses para completar este proceso.
«El juez no puede dictar sentencia y el asunto se rezaga de manera continua; al cliente solo se le puede decir que el caso está atascado. Cuando reclamamos al DIF, nos indican que no cuentan con el personal suficiente para generar tantos dictámenes», lamentó Campos Sambrano.
Indicó que Casa Libertad opera solo por unas pocas horas, al no tener agenda de citas por la mañana ni durante los fines de semana, lo que impide que los niños vean a su papá o mamá.
La abogada afirmó que se debe fortalecer las instancias con más personal para garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños a tener convivencia, donde un solo encuentro requiere un trámite burocrático que puede extenderse hasta un mes, para finalmente concretar una agenda de convivencia.