Marlen Hernández y Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El arranque de operaciones en Estados Unidos y las condiciones actuales de las compañías en México hacen necesario el establecimiento de un plan escalonado para la reapertura de empresas, especialmente las del ramo automotriz y sus proveedores, sostuvo la Caintra Nuevo León.
Adrián Sada Cueva, presidente del organismo, expuso que el sector automotriz en la Unión Americana empezará a operar entre el 11 y el 18 de mayo, mientras que en México sus proveedores aún no tienen una fecha definida.
“Estados Unidos ya se está reactivando por regiones y por sectores, eso ya es una realidad y nos pone en una situación compleja, especialmente en Nuevo León y en general en el norte del País, en donde las cadenas de producción están muy conectadas.
“El Presidente (Andrés Manuel López Obrador) en la última reunión nos comentó que íbamos a poder reabrir aproximadamente cinco días antes que en Estados Unidos, pero al momento no hay claridad con esa definición”.
Ayer, Mike Manley, director general de Fiat Chrysler, dijo que su empresa prevé reiniciar operaciones el 18 de mayo, aunque depende del levantamiento de las restricciones impuestas debido al Covid-19.
Por el momento, las órdenes de confinamiento en Michigan rigen hasta el 15 de mayo. Lo más probable es que las otras fábricas de Detroit reabran por esa fecha también, ya que sus empleados pertenecen al mismo sindicato: United Auto Workers, el cual expresó en un comunicado que los obreros podrán retornar al trabajo el 18 de mayo.
En Nuevo León, la Secretaría de Economía y Trabajo del Estado aún mantiene las fechas estimadas por el Decreto federal, refirió su titular Roberto Russildi.
Esas fechas son abrir a partir del 1 de junio, a menos que el Gobierno federal publique un Decreto que permita la reapertura el 17 de mayo para empresas no esenciales que operen en zonas sin contagios o mínima transmisión, como lo informó el 16 de abril el Subsecretario Hugo López-Gatell.
“Por lo pronto, seguimos con el Decreto federal”, refirió Russildi. “Parece que ya van a sacar una disposición federal al respecto, mientras tanto, aunque lo comente el Subsecretario, si no lo hacen oficial, no tiene validez (la reapertura)”.
Aunque reconoció que el 1 de junio es muy lejano, dijo que acatarán las medidas oficiales.