El sector comercial en la entidad no podrá soportar demasiado la prolongación del periodo de confinamiento ocasionado como medida de prevención contra el COVID-19, advirtió el presidente de la Cámara Nacional del Comercio, Humberto Martínez Guerra, y precisó que se avecinan cierres masivos de establecimientos, en caso de que la situación no mejore en corto tiempo, lo que implicaría de manera automática la pérdida de empleos.

En ese sentido, el líder del comercio establecido, no descartó la posibilidad de que en los siguientes días presenten de manera formal la solicitud correspondiente, para que negocios de giros como el restaurantero y de servicios puedan abrir y de esa manera parcial, aplicando para ello todas las medidas de seguridad e higiene que permitan disminuir cualquier riesgo de posibles contagios.

Según estimaciones de Martínez Guerra, actualmente el 80% de los negocios se encuentran atravesando por situaciones críticas naturales después de casi un mes del periodo de confinamiento.

En consecuencia, además de la solicitud de apertura de negocios, comerciantes afiliados buscarán acceder a los apoyos anunciados por el Gobierno del Estado y Municipio capital, de los cuales dijo han estado cumpliendo con los requisitos para que puedan acceder a los financiamientos y poder sobrellevar la situación. Finalmente, indicó que tanto los gobiernos, iniciativa privada y el comercio, deben de hacer un frente común para que el proceso de recuperación una vez superada la contingencia sanitaria, sea lo más pronto posible y evitar mayores afectaciones.

“Lo que se está sugiriendo es que se pueda abrir aunque sea paulatinamente con medidas de seguridad muy sanas y concretas. Porque no pueden estar por tiempo indefinido cerrados, si no abren pronto los negocios se van a morir, eso se debe de entender”, externó.