Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la decisión de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por devolverle a Pemex el monopolio en la venta de combustibles, empresarios gasolineros pidieron al regulador dar salida a los permisos aún pendientes para este año.
«Consideramos que es conveniente y oportuno para los empresarios mexicanos se convoque a una sesión extraordinaria de la CRE, antes de concluir 2019 que autorice los permisos y cesiones de la cadena (expendio, transporte, almacenamiento, comercialización y distribución) que están pendientes y que representan inversiones patrimoniales ya hechas.
«Sólo así se podrá estar en condiciones de cumplir con las obligaciones próximamente en vigor», aseguró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), en un comunicado.
Ayer, REFORMA publicó que la CRE dio reversa a la libre competencia en el mercado de los combustibles.
Previo a la decisión del órgano regulador, Pemex estaba sujeto a imponer sus propios precios hasta que la participación privada alcanzara 30 por ciento de la participación de mercado.
Ante, ello, la Onexpo consideró indispensable hacer un exhaustivo análisis de los retos, oportunidades, y nuevos escenarios que se abrirán ahora para el sector de los petrolíferos gasolinas y diesel.
«El sentir es complejo, adiós piso parejo, transparencia, mejores prácticas y otros conceptos que acompañaron al proceso de apertura desde 2014», dijo un empresario gasolinero que solicitó el anonimato.
Este freno a la regulación asimétrica que tenía Pemex, también tendrá repercusiones en las inversiones previstas en almacenamiento e importación de combustible para el próximo año.
Así lo consideró uno de los principales participantes del mercado que ya importa su propio combustible.
«Te pega indirectamente en las importaciones porque pierdes el incentivo a importar porque Pemex puede vender al precio que quiera»
«Hemos tenido muchos problemas con la aprobación de los permisos y esta es una señal más de que lo que están buscando es cerrar la competencia», dijo una empresa importadora de combustibles, que solicitó el anonimato.
En el País, empresas privadas de talla internacional como BP, Shell, Exxon y Chevron han comenzado a importar su propio combustible para no depender de Pemex.
«No están dando un sólo permiso de importación, con esta medida prácticamente van a cerrar esa llave»
«Pronto las empresas tendrán que valorar si podemos seguir en México o no», aseguró la fuente.
A septiembre de 2019, las importaciones hechas por privados representaron 16 por ciento del total de la gasolina que se consume en el País.
De acuerdo con últimos datos de la Secretaría de Energía, desde octubre pasado, no se han entregado permisos de importación de gasolina.

¡Participa con tu opinión!