El presidente de la Coparmex, Juan Manuel Ávila, reconoció que los empresarios están urgidos de créditos para capital de trabajo, para compra de insumos y pago de la nómina, aunque los más afectados por la pandemia son los sectores restaurantero y hotelero.
Consideró que sus estados financieros no deben frenar sus solicitudes de crédito, porque es obvio que las cifras no serán tan buenas como antes de la emergencia sanitaria.
Se quiere que los bancos sean más accesibles, a la vez que promuevan esquemas agresivos de financiamiento, que apuesten por la recuperación de muchos negocios, que no quieren claudicar ante el COVID.
“No que las circunstancias actuales, sino el historial de los últimos años, sea la pauta para apoyar a los empresarios, dispuestos a jugarse el todo por el todo, para salir adelante, conservar y aumentar las fuentes de trabajo que tanta falta hacen”.
Consideró que en estos momentos es fundamental el apoyo que se pueda dar a los negocios, porque de ello depende que sobrevivan o que “tiren las toalla”.
Asimismo, mencionó que la Comisión de Negocios y Financiamiento de la Coparmex Aguascalientes realizó su primera sesión de capacitación con el tema “Puntos clave para la correcta presentación de estados financieros al momento de solicitar un crédito”, con la participación del SIFIA.
La conferencia fue impartida por Carlos Cruz, titular de dicha comisión, en tanto Andrés Díaz Larios, director del Sistema de Financiamiento de Aguascalientes de la Sedec, indicó que los créditos ofertados son de los más competitivos en el mercado nacional, con amplios rangos en los montos otorgados y con una mínima cartera vencida, por el puntual trabajo que se hace en el seguimiento de las solicitudes.
Por su parte, Juan Manuel Ávila Hernández, presidente del Centro Empresarial de Aguascalientes, habló de la importancia de constituirse en facilitadores con diversas instituciones de crédito públicas y privadas, entre ellas el SIFIA y otras que se darán a conocer próximamente.
En su exposición, Carlos Cruz enfatizó la importancia de generar información confiable y detallada de la empresa que requiere crédito, con la finalidad de que los analistas puedan observar la liquidez y por ende, la capacidad de pago del negocio.
Finalmente, dijo que algunos de los errores más frecuentes en la presentación de los estados financieros y la documentación para los trámites, se pueden subsanar con una comunicación constante con el área contable, pero también con las instituciones bancarias o de préstamo.