Para evitar enfrentamientos entre las autoridades estatales de Zacatecas y Aguascalientes en materia de seguridad, es fundamental establecer una coordinación que beneficie a ambas partes, indicó Antonio Robledo Sánchez, presidente del Consejo Estatal Empresarial.

Enfatizó la percepción de Aguascalientes como una entidad y urbe segura, instando a las autoridades a actuar con firmeza contra aquellos que infrinjan la ley dentro de su jurisdicción, subrayando la dificultad de cometer delitos en la región.

Robledo Sánchez comparó a Aguascalientes con un «castillo fortificado», destacando la existente y eficaz coordinación en materia de seguridad, la cual, afirmó, debe reforzarse continuamente para prevenir la actividad delictiva. Abogó por una colaboración estrecha en temas de seguridad con los estados colindantes, evitando categorizar a unos como ‘buenos’ y a otros como ‘malos’, ya que esto conlleva a una erosión de la confianza y al deterioro de las relaciones intergubernamentales.

Asimismo, hizo un llamado a los políticos de todas las corrientes a abstenerse de generar confrontaciones en torno a la seguridad y a respaldar a las autoridades encargadas de este ámbito.

El líder empresarial subrayó la necesidad de fomentar una relación de respeto entre los ciudadanos de los distintos estados, remarcando que el enfoque debe estar en combatir a la delincuencia de manera conjunta, incluyendo a entidades como Jalisco, Guanajuato y Zacatecas.

Por último, Robledo Sánchez resaltó la relevancia de las detenciones recientes relacionadas con incidentes de violencia, como la quema de vehículos y el asesinato de un empresario zacatecano en un establecimiento al norte de la ciudad, acontecimientos que subrayan la importancia de una actuación decidida contra el crimen.