En el marco del Día Mundial del Árbol, representantes de más de 20 organizaciones ambientalistas y asociaciones civiles llevaron a cabo una marcha que culminó en la Exedra, en favor de la preservación del medio ambiente en Aguascalientes. Además, reiteraron su disposición a colaborar con las autoridades en el desarrollo de políticas efectivas para combatir el cambio climático y proteger las áreas verdes.
En su manifiesto, Zyanya Morán Marín, representante del Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Posgrado (IMEPP), A.C., destacó la urgencia de proteger y restaurar las áreas verdes de la región, en respuesta a los crecientes retos del cambio climático.
Enfatizó la gravedad de la crisis climática, destacando la necesidad de actuar de inmediato, al afirmar que las sequías, los calores extremos y las lluvias torrenciales se han vuelto cada vez más comunes, planteando una amenaza directa al bienestar de la población y al medio ambiente.
En su pliego de peticiones a las autoridades, demandaron el reconocimiento del derecho a un ambiente sano, a la participación ciudadana real, a la protección de áreas verdes, a una planificación urbana sostenible, a una postura en contra de la privatización de los territorios, así como a una educación y sensibilización ambiental.
Al Gobierno Federal le piden establecer grupos de trabajo con la academia y la sociedad civil para la protección de áreas prioritarias; al gobierno estatal le solicitan incluir a la sociedad civil en los órganos de deliberación ambiental y garantizar la protección de áreas naturales protegidas; a las autoridades municipales les piden el desarrollo de un plan de acción para el mantenimiento de áreas verdes; finalmente, a los diputados locales les proponen revisar las leyes y códigos urbanos y ambientales y actualizar la legislación conforme a tratados internacionales y necesidades locales.