Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Quedan menos de 10 años para evitar los peores riesgos de la crisis climática y la mayoría de las empresas en México no cumple con los requisitos mínimos de ambición climática, según el Ambiciómetro 2021.

Se trata de una evaluación de 219 compañías que operan en el País sobre su nivel de compromiso con la descarbonización de sus actividades comerciales, industriales y de su cadena de valor. Fueron colocadas en una de cuatro categorías de ambición climática: Inactivo, Reactivo, Activo y Proactivo.

La investigación fue realizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) México y The Carbon Trust México. Se basó en una muestra a las firmas más importantes en el territorio nacional según su nivel de ventas, la huella de carbono de su sector y su carácter público o privado.

En 2019, el sector industrial generó el 23.4 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del País. Por eso es necesaria su participación para reducir de manera significativa el calentamiento del planeta, apunta el documento.

Sin embargo, el 61 por ciento de las compañías evaluadas se encuentra en la categoría Inactivo. Quiere decir que reportan sus emisiones con poco nivel de detalle.

El 23 por ciento está en la categoría Reactivo, porque aunque cumplen requisitos mínimos en su inventario de emisiones y reportan metas, presentan áreas de oportunidad significativas.

Activo es una categoría reservada para empresas con madurez en su estimación y reporte de emisiones, así como en el establecimiento de metas. Tienen metas ambiciosas a nivel corporativo, pero algunas no cuentan con información específica sobre México. Aquí se encuentra el 13 por ciento de las organizaciones evaluadas.

Por último, sólo siete empresas, que representan el 3 por ciento de la muestra, se ubican en la máxima categoría de ambición: Proactivo. Sus metas están alineadas con el Acuerdo de París, sus objetivos de energía renovables son ambiciosos y sus inventarios de emisiones cumplen altos estándares.

¿Cuál es el nivel de reducción al que deben aspirar? De acuerdo con Jorge Rickards y Miguel Chavarría, directores generales de WWF México y The Carbon Trust México, respectivamente, debe ser aquel que permita no rebasar el umbral de los 1.5 grados centígrados de calentamiento.

Según los especialistas, esto representa para muchas empresas un reto de transformación que pasa por todas las áreas del negocio, por lo que incluso destacan que pudiera implicar la reformulación completa de la empresa.

El Ambiciómetro se publicó por primera vez en 2019. Uno de los avances más notorios es el crecimiento del porcentaje de compañías con metas de adquisición de energía renovable, que pasó del 13 por ciento en la edición anterior al 24 por ciento en la actual.

Rickards y Chavarría llamaron a las empresas a tomar acción climática inmediata, pues detallaron que el cambio climático representa riesgos para los negocios, como la escasez de agua, la pérdida de cultivos, la destrucción de infraestructura por desastres y el aumento de enfermedades.

El reporte incluye una ruta para la descarbonización corporativa, que comprende estimar y reportar de manera transparente sus emisiones, establecer metas de reducción y transformar la compañía al apostar por la eficiencia energética, aumentar el consumo de energías renovables, fomentar los vehículos y el transporte bajos en emisiones, promover la circularidad y la disminución del uso de recursos y materia prima, así como desarrollar nuevos productos bajos en carbono. También propone que las empresas tomen un papel de liderazgo público.

¡Participa con tu opinión!