César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 31-Ene.- En México hay una crisis de confianza en las policías, reconocieron ayer mandos de corporaciones policiacas de tres estados.
Durante el Foro Anticorrupción Policial, organizado por Causa en Común, destacaron la necesidad de reforzar los regímenes disciplinarios para mejorar la percepción ciudadana.
Alberto Capella, secretario de Seguridad de Morelos, lamentó que a nivel mundial se percibe también que México tiene policías muy corruptas.
“Mientras la sociedad mexicana no vea con reconocimiento y respeto a los policías, no tenemos mucho que avanzar, ni en el control de los mismos, ni en superar temas de corrupción”, dijo.
En tanto, Juan Carlos Granados, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Querétaro, señaló que tantos foros no servirán si no se concretan las medidas que se reflexionan.
“Tenemos una crisis de confianza”, admitió Erick Ibarra, quien encabeza el área de asuntos internos de la Policía de la Ciudad de México.
Coincidieron en que para mejorar la percepción se debe combatir la corrupción, para lo cual deben mejorar los salarios de los agentes y su capacitación.
Al respecto, Álvaro Vizcaíno, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, criticó la falta y, cuando hay, el mal estado de las academias de policías.
“El promedio de antigüedad de las academias es de 21 años, no tienen el personal suficiente, únicamente una cuarta parte de las academias tiene capacidades no completas, capacidades (a secas).
“Entonces, cómo vamos a capacitar policías dignamente, inculcarles valores, respeto, doctrina, si no empezamos por una academia digna, decorosa, con suficientes aulas, con un stand de tiro, que muchas no tienen”, criticó.
Para Patricio Tudela, director de la fundación Paz Ciudadana de Chile, quien capacita a mandos de ese país, destacó que se debe fortalecer a la ciudadanía para reforzar el combate a la corrupción.
“Uno de los principales retos es que la sociedad se involucre y que entienda que combatir la corrupción policial requiere los mismos procesos que para prevenir los delitos.
“Si la gente no denuncia, si no hay quejas internas, es difícil que se pueda comprender la envergadura del problema; en el caso de México, un caso preocupante, es que de 100 delitos sólo se denuncian entre seis y ocho”, advirtió.

Ley insuficiente
Al clausurar el foro, María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, señaló que la Ley de Seguridad Interior es insuficiente para la seguridad pública, y pidió nuevas leyes también para las Policías del país.
“La reforma de seguridad interior, si bien es importante, para el tema de seguridad pública es insuficiente y no contribuye en sí misma para remediar las causas estructurales de la inseguridad en nuestro país.
“Tiene que ir acompañada de reformas policiales, que son necesarias para que nuestras autoridades civiles sean las que de manera eficiente se encarguen de prevenir y combatir la delincuencia”, apuntó.