César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de México se debe preparar para brindar asistencia humanitaria y atender las necesidades de protección de niñas, niños y adolescentes migrantes, así como de otras personas vulnerables, provenientes de Honduras, señaló Save the Children.

La organización internacional aseguró que ha detectado la llegada de personas migrantes a Tecún Umán, punto fronterizo de Guatemala con México.

“El equipo de Save the Children se encuentra el día de hoy en una misión de observación para identificar las necesidades de niñas y niños que se encuentren en este lugar”, destacó Jorge Vidal, Director de Programas de Save the Children en México.

“Se ha estimado que dentro de la caravana que fue dispersada en Guatemala, había un 15 por ciento de niñas y niños, de los cuales 41 se encontraban no acompañados”.

Save the Children recordó que 11 de enero entró en vigor una serie de reformas a diferentes leyes, como la de Migración, que garantizan los derechos de niñas, niños, adolescentes y sus familias migrantes.

Dichas reformas contemplan la emisión de un Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias.

“Lo que implica que el operativo debe permitir la entrada ordenada de las niñas, niños, adolescentes y familias migrantes, para poder gestionar el marco de protección definido en la Ruta de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes en Situación de Migración”, añadió la organización.

Save the Children pidió también al Gobierno mexicano evitar llevar a cabo acciones de represión, uso de la fuerza y demás conductas que generen daño.

Y que se garantice el acceso a la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias y al procedimiento del Reconocimiento de la Condición de Persona Refugiada.

“Para promover la regularización migratoria que facilitaría la integración socioeconómica en los países de acogida, generándose así las condiciones para que las personas en situación de migración puedan contribuir con el desarrollo y la reactivación económica de los países de acogida”, planteó.