Urgen a INAH cambiar el trazo del Tren Maya

Ricardo Israel Sánchez Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante los hallazgos que ha arrojado el Tramo 5 del Tren Maya, con al menos 58 posibles sitios paleontológicos y arqueológicos subacuáticos, no es prudente continuar con el trazo, advirtió el espeleólogo Octavio del Río.
«El INAH tiene todos los elementos para detener el trazo por ahí, por arriba de estos sistemas subterráneos», señaló en entrevista.
Por tanto, urge a corregir la ruta, al tiempo que denuncia la premura con la que trabajan los arqueólogos, cuando las labores en un sólo sitio apremian meses o años.
«Hay que hacer varias inmersiones dentro de estos sistemas, muchos de ellos todavía desconocidos, y buscar en todos los recovecos en que pudiera haber por ahí algún tipo de vestigio.
«No es darle la palomita y descartarlo porque ‘Ya lo buceé y lo vi’. No, requiere de muchísimo tiempo», remarcó el precursor de la investigación arqueológica en cenotes y cuevas sumergidas.
Aunque Helena Barba, Subdirectora de Arqueología Subacuática del INAH, descartó a REFORMA que el paso de las máquinas de construcción en el Tramo 5 se haya impuesto al de los arqueólogos, para Del Río parece innegable que el apremio político por terminar una de las megaobras de esta Administración marca la pauta.
«Están yo no sé si coludidos, o de alguna forma amagados también, para poder hablar de una forma tan irresponsable respecto a la labor que se requiere en investigación arqueológica. Es impresionante», lamenta el experto, quien lideró al equipo que descubrió los restos óseos del fósil denominado Eva de Naharon en el año 2000, considerado el fósil humano más antiguo de América.

¡Participa con tu opinión!