Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Jun-2022 .-México registra desde hace tiempo una crisis en materia de cuidados de la primera infancia, adultos mayores y personas con discapacidad, advierte un estudio de Oxfam.
Por un lado, indica, una amplia población no está recibiendo el cuidado necesario para alcanzar la mayor autonomía posible debido a la falta de corresponsabilidad del Estado; por otro, el trabajo de cuidados es asumido en su gran mayoría por mujeres, que ven frenadas sus oportunidades de desarrollo personal.
El estudio Sostener la Vida: Las Redes de Cuidados en México, señala que, ante la necesidad de una mayor incorporación de las mujeres al mercado laboral, el desentendimiento por parte de los hombres y la ausencia de políticas públicas, las necesidades de personas que requieren atención son resueltas mediante «cadenas» femeninas no remuneradas.
Si la hijas no puede cuidar, explica en entrevista Alejandra Hass, directora ejecutiva de Oxfam México, cuidan las nueras, y si no, las sobrinas.
Y las redes de cuidados, señala, están en realidad subsidiando tanto al Estado, que no absorbe los costos de brindar servicios públicos, como al sector privado, que no ofrece prestaciones por un trabajo que permite que las y los empleados estén en condiciones de laborar y rendir.
Se requiere, considera, un modelo más justo, que parta de la corresponsabilidad y la complementariedad, para atender las necesidades de cuidados de sectores específicos de la población.
Remarca, sin embargo, que la solución no se encuentra en un sistema homogéneo de cuidados para todas las necesidades y todos los contextos.
Hacen falta, señala, sistemas específicos de cuidados para la primera infancia, para adultos mayores y para personas con discapacidad, así como soluciones culturalmente apropiadas para diferentes situaciones.
Es necesario, agrega, recuperar experiencias comunitarias, al tiempo que se ponen en marcha políticas de apoyo y acompañamiento a las cuidadoras, que incluyan transferencias y profesionalización.
«Los cuidados siempre van a ser parte de la vida y de las necesidades de todas las personas. Las redes de cuidados son algo valioso, no algo que deba desaparecer. Simplemente hace falta una organización del cuidado distinta, donde las mujeres sean uno de cada seis eslabones porque otros actores participan activa y responsablemente», concluye el estudio de Oxfam México.
Los otros eslabones serían: los hombres que asuman su propio cuidado y cuiden de otros; el Estado que ofrezca servicios, políticas y transferencias a personas cuidadoras y cuidadas.
También el mercado que oferte servicios de calidad y accesibles; el mercado laboral que considere a los cuidados en sus políticas, prestaciones y dinámicas; y la comunidad, que participe del cuidado de las personas que la integran.

¡Participa con tu opinión!