Las condiciones en que se desarrolla la vida diaria son difíciles de cumplir por la serie de restricciones que impone la emergencia sanitaria, lo que por momentos empuja a rebelarse, a decir ya basta, pero cuando está de por medio la propia existencia no hay otra opción que cumplir las observaciones y esperar que con la participación de toda la sociedad pronto pase esa asechanza.

Ya no es a elección de cada quien atender o desacatar las recomendaciones del sector salud, sino que se ha llegado a una etapa en que es forzoso obedecer las indicaciones, principalmente los jóvenes, que desafían todo, sin embargo deben tomar en cuenta que a últimas fechas han fallecido 156 víctimas del COVID-19.

De acuerdo con el informe de Miguel Ángel Piza Jiménez, director del ISSEA, la curva de decesos crece por ese motivo, principalmente entre edades de 30 a 50 años, justo cuando comienzan o están en pleno proceso productivo. Son múltiples los factores que influyen para que se registre esta situación, entre ellos la enfermedad, como es la obesidad y el tabaquismo, además de que sigue la asistencia a los antros y festejos abiertos y familiares, en donde no hay respeto alguno a las sugerencias que constantemente se les hace por lo que las aglomeraciones son comunes, en los que es más que suficiente para que algunos que estén contagiados y no lo sepan propague el virus con rapidez.

El funcionario lamentó que el reciente decreto que emitió el Gobierno del Estado para reducir la movilidad social no tuvo la atención requerida, ya que todo mundo cree que a él o a ella no le puede tocar, por lo que participan en celebraciones que incluso se han llevado a cabo en la vía pública, desoyendo las reiteradas exigencias de que no lo hagan y tardíamente se dan cuenta que no son inmunes, al ser víctimas del infección que muchas veces les cuesta la vida.

El gobernador Martín Orozco Sandoval lamentó el poco interés que existe por cumplir el decreto y que se combina con el virtual abandono a la vigilancia en antros y en todos aquellos lugares en que la Dirección de Reglamentos Municipales está obligada a intervenir.

Aunque la vacuna es una vía para frenar el avance del coronavirus, de ninguna manea es el remedio total, por lo que sólo queda someterse a los dictados de los profesionales de la salud y en todo lo esté de cada quien evitar todo aquello que represente un peligro para su vigor.

SEGÚN EL LENTE

Aunque no es leal la actitud de ciertos organismos oficiales cuando revelan información que no está concluida o se encuentra sujeta a revisión, se hace para demostrar eficiencia y también, en ciertas ocasiones, para enviar mensajes cifrados, cobrar agravios o darle una “arañazo” a un adversario.

A lo anterior se circunscribe la actitud adoptada por el Órgano Superior de Fiscalización (OSF), que sin esperar a que se solventaran las observaciones de las dependencias estatales dio a conocer que se debe aclarar el uso de 155 millones de pesos, o en su caso reintegrarlos al erario.

La noticia en sí es “bolillo caliente” para las campañas políticas en marcha, puesto que sin haber elementos de prueba de un desvío o desfalco se aprovecha para atacar a la autoridad en funciones y al partido del que procede, y que si después se resuelve que no hubo problema alguno ya dio material suficiente para hacer del proceso electoral un revoltijo.

Para ser claros no deben sorprender los aires del OSF, porque son los mismos que en otros tiempos asumían algunos diputados de oposición que formaban parte de la comisión que revisaba las cuentas del Gobierno del Estado, los municipios y los órganos descentralizados, que al tener a la vista las observaciones que hacían los contadores y analistas de inmediato los filtraban a los medios informativos y mientras se hacían las aclaraciones y todo quedaba resuelto el golpe ya estaba dado, lo que permitía que periódicamente se retomara para atacar a los funcionarios.

Lo que ahora tiene en la vitrina es a 12 oficinas “y otras”, que tal como lo dispone la ley sus titulares tienen un período para dar respuesta y de no hacerlo se presentará la denuncia penal que permita recuperar la cantidad que se le imputa, pero en tanto no se cumpla el procedimiento todo queda en puntos suspensivos.

El secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, consideró que el OSF violó la confidencialidad que le obliga, al dar a la publicidad el resultado de las auditorías, toda vez que aún no han sido confirmadas por el Congreso del Estado, lo que politiza un tema que es de carácter técnico y sólo se convertiría en judicial si no se llegara a aclarar la salida de los recursos, algo que no ha tenido lugar en virtud que ni siquiera se ha establecido un plazo razonable para que lo hagan.

CONTEXTO DIFÍCIL

El secretario del Ayuntamiento capitalino, Gerardo Beltrán, “dictó” hace unos días  la sentencia de que todos los funcionarios que registraran su precandidatura a un cargo de elección popular deberían renunciar de inmediato al cargo que ocupan. Ni remotamente imaginó que en tal situación esté ahora su actual jefa, quien fue nominada por su partido para una diputación federal plurinominal.

La elección es el 6 de junio y el 1 de septiembre se integrará al Congreso de la Unión, por lo que no le dará tiempo de tener el “colchón” que tuvo el año pasado, cuando buscó la reelección y pidió licencia para más tarde reintegrarse como titular del primer período y seguir de largo en el segundo.

En el medio político se ha tejido una madeja de todo lo que entraña la decisión que adoptó el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, al pavimentarle el camino a María Teresa Jiménez rumbo a la gubernatura del Estado. Ya no tendrá que hacer mayor esfuerzo para seguir en la exposición pública, que en otras circunstancias se le habría dificultado, pues tendría un tiempo “vacío” entre el 16 de octubre y el mes de enero para tener luz verde.

Habrá que ver cómo le recompone Gerardo Beltrán a las órdenes que giró a sus compañeros del Ayuntamiento, aunque a su favor tiene que de cualquier manera Jiménez tendrá que irse a más tardar el 9 de marzo, tal como lo dispone la Constitución.

FORJAR EL PORVENIR

De los más grandes retos que tiene el ser humano es concebir lo que quiere alcanzar a corto, mediano y largo plazo. Esto le da un sentido a su vida, porque sabe qué hacer y hacia donde encamina sus pasos, nada fácil de conseguir en un medio tan competido pero tampoco imposible, sólo hay que proponérselo y trabajar con ahínco hasta alcanzar cada una de las metas.

Bajo este marco se mueven los nuevos directivos de Coparmex-Aguascalientes, que preparan un viaje a Estados Unidos para informar lo que ofrece la entidad en materia de inversión y coinversión y bajo qué condiciones se llevaría a cabo una alianza que atraiga capitales y genere empleos.

A grandes rasgos, el presidente del sindicato patronal, Juan Manuel Ávila Hernández, señaló que en primera instancia se proyecta visitar Texas y otras entidades, acción que vendrá a integrarse a lo que hacen sobre el particular las dependencias gubernamentales y otros organismos empresariales. De esta suma de voluntades se espera lograr importantes resultados que beneficien a la sociedad en su conjunto.

El recién estrenado dirigente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana dijo que indudablemente el 2020 fue un año muy difícil para todos los mexicanos, sin embargo, no hay que quedarse en las lamentaciones, sino dar un paso adelante, creando estrategias para impulsar los negocios y al mismo tiempo incursionar en otras latitudes que permitan atraer la atención en Aguascalientes, que tiene mucho que ofrecer para la inversión.

Consideró que la misión comercial podría cumplirse en octubre, lo cual dependerá de las condiciones que predominen en materia sanitaria, aunque desde ahora se trabaja en tener una agenda que contenga objetivos definidos, para ello se tomará en cuenta la relación que tienen las oficinas gubernamentales y organismos empresariales en el extranjero, de manera que el viaje se haga sobre bases sólidas.

De manera tentativa se proyecta que estén incluidos todos los sectores estratégicos, entre ellos el automotriz, agrícola, industrial y metalmecánico, que son los que tienen mayor presencia en la entidad, además de aquellos que planteen los estadounidenses y pueden ser atractivos para llevarlos a cabo aquí.

Aunque todo lo descrito es un esbozo, resulta estimulante que la Coparmex encamine sus esfuerzos hacia una unidad con las dependencias estatales y municipales, porque de esta combinación debe haber resultado que favorezcan a todo el conglomerado.

LA MISMA CANTILENA

En la cercanía de que comiencen las campañas políticas se vuelve a escuchar el clamor social de que el proselitismo sea austero y los candidatos y sus partidos no ofendan a gran número de familias que están en pobreza y miran cómo gastan cientos de miles de pesos en promover su figura en aras de atraer el voto.

Es difícil que escuchen esa demanda y menos cuando el Instituto Estatal Electoral (IEE) autorizó el tope de gastos para los aspirantes a diputados locales y las presidencias municipales, en donde, de los 27 cargos en disputa el que menos aplicará serán 347 mil pesos, y el que lo haga con mayor cantidad es por casi 12 millones de pesos.

Una parte de los recursos que utilicen provendrá de las arcas públicas y otra de lo que aporten los propios abanderados, sus partidos y simpatizantes, sin embargo, no deja de ser un exceso que en unas cuantas semanas se gasten tal cantidad, misma que se multiplica por el número de candidatos a cada diputación y alcaldía, lo que hace una verdadera montaña de dinero.

Las campañas también sirven para dejar al descubierto la enorme distancia que hay entre los municipios, porque mientras en el de Aguascalientes cada aspirante podrá utilizar 11 millones 832 mil pesos, los que compitan por San José de Gracia, Tepezalá, El Llano y Cosío lo harán con 347 mil 520 pesos, que tienen menos habitantes que la capital pero no pueden crecer porque se les encasilla a ser lugares rurales, con muy pocas oportunidades de trabajo y seguir siendo expulsores de mano de obra a Estados Unidos.

Otro factor que influye para ese atraso es el poco interés que han tenido quienes han ocupado las alcaldías respectivas para mejorar las condiciones económicas, preocupándose por sobrellevar el cargo y salir lo mejor airoso posible, pero sin unir esfuerzos entre sí para atraer inversiones.

En esas circunstancias se preparan para comenzar el proselitismo en cada uno de los once municipios, observándose que Aguascalientes ciudad va camino a convertirse en una macro urbe, al continuar absorbiendo parte del territorio de Jesús María y San Francisco de los Romo.

En el caso de los 18 distritos locales, los que más emplearán fondos son el cuarto con 871 mil 824.27 pesos; el décimo con 788 mil 080.46 pesos, el doceavo con 758 mil 228.73 pesos y el sexto con 758 mil 893.26 pesos, y el que menos aplicará será el primero con 669 mil 794.12 pesos.

ESTELAS DE LA PANDEMIA

Por más que se pretenda minimizar las consecuencias que deja la emergencia sanitaria en la educación privada, los números son un golpe severo a la memoria de aquellos que pudieron haberse anticipado a los efectos que podría derivar de esta situación, pero prefirieron voltear para otro lado.

Las consecuencias no podían ser otras que la desaparición de 13 jardines de niños, que partir del año lectivo 20-21 esos alumnos se incorporaron a las instituciones públicas. Por una parte la pérdida de esos espacios también significó la quiebra de los negocios y que un número importante de docentes quedaran sin trabajo, pero por otra el Instituto de Educación contrató a 15 profesoras para atender su propio crecimiento.

También se amplió el número de alumnos por grupo, que eran de 30 y ahora es de 35 para dar cabida a los que llegaron en agosto del año pasado, a la par que se lleva a cabo una campaña para motivar los padres de familia a que se integren a las clases a distancia y tengan las herramientas necesarias que les permitan apoyar a sus hijos.