Exhorta la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios a la administración estatal solucionar, a la brevedad posible, los inconvenientes presentados en el Registro Público de la Propiedad, a más de un año de que dicho ente sufriera un ataque cibernético, que ha ocasionado pérdidas millonarias para el sector inmobiliario.

Su representante en el estado, Mario Álvarez Michaus, expuso que la venta de vivienda ha caído a consecuencia de los inconvenientes presentados hasta un 40%, por lo que dijo, enérgicamente, que el llamado es para que las autoridades no hagan oídos sordos y que, por lo contrario, se trabaje cuanto antes para solucionar las fallas presentadas, que únicamente generan lentitud en la dinámica económica del estado. Agregó que el presunto hackeo ha ocasionado afectaciones de consideración para trabajadores relacionados en el sector inmobiliario, como agentes de ventas, asesores, evaluadores, notarías y hasta en las mismas arcas municipales, por los gravámenes correspondientes. Aunado a ello, dijo que instituciones bancarias comerciales han frenado la entrega de créditos hipotecarios, por lo que es necesario que se trabaje sobre los inconvenientes, con la intención de regularizar las afectaciones presentadas. Finalmente, dijo que, aún cuando el diálogo con las autoridades siempre se ha dado, lamentablemente parece no existir compromiso ni urgencia, por lo que se corre el riesgo de que el problema en el Registro Público de la Propiedad sea heredado a la siguiente administración.

“Les pedimos una respuesta pronta. El tiempo ya es considerable. En octubre, se alcanza un año y es momento de que el gobierno no haga oídos sordos, ni cierre los ojos. Hemos sido demasiado pacientes y no queremos que se sigan causando más prejuicios en el tema. Parece ser que se trata de ver quién se cansa más rápido: si los inmobiliarios o el gobierno”, lamentó.