Más de veinticinco mil micro y pequeñas empresas de Aguascalientes podrían cerrar en los próximos meses a falta de ventas en esta contingencia que transitamos y que ha obligado a la suspensión de actividades.

Así lo advirtió el vocero nacional del PAN, Fernando Herrera Ávila, quien demandó agilizar los apoyos para las Mipes del estado que están al filo del precipicio ante la crisis económica que se ha generado por la pandemia del coronavirus.

Detalló que lo que necesitan estas unidades productivas no sólo son créditos o ayuda financiera, sino medidas contundentes como diferir pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta y seguridad social, incluso considerar la suspensión del pago de rentas y otros impuestos.

Recordó que este sector genera cerca de 268 mil empleos directos en el estado, por lo que no se puede escatimar el valor que tienen para la economía de la entidad.

“Así, el verdadero reto para el Estado será reactivar la actividad económica una vez que se supere la pandemia de COVID-19, pues tanto las autoridades como los ciudadanos han hecho ejemplares esfuerzos para evitar la propagación del virus”.

Sin embargo, recordó que no existe un plan económico nacional, por lo que una vez que pase la pandemia, la economía y el futuro de Aguascalientes dependerá exclusivamente del esfuerzo de los aguascalentenses.

En ese contexto, planteó no descartar la posibilidad de suscribir un pacto estatal entre empresarios.

Finalmente, el vocero nacional panista pidió por ello no descartar la posibilidad de ir a un pacto estatal entre empresarios, gobiernos y trabajadores, con el objetivo de explorar todas las opciones al alcance para superar el impacto económico aparejado con el COVID-19.