Ante el elevado número de casos positivos detectados en Aguascalientes y de fallecimientos por COVID-19, así como de pacientes hospitalizados y el reducido número de médicos para la atención especializada, el Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes volvió a hacer un llamado al Gobierno Estatal, Municipal y a la ciudadanía en general a colaborar para reducir la cadena de contagios y evitar el colapso del sistema de salud.
En conferencia de prensa, el ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes y epidemiólogo, Francisco Márquez Díaz, expresó la preocupación del gremio médico en el estado ante el incremento desmedido en la detección de casos positivos de COVID en Aguascalientes que de marzo a la fecha suman 7 mil 413 casos. Mientas que en defunciones se cuentan 474, resaltando que durante agosto se ha registrado el 40% de los fallecimientos y en los últimos 35 días se han tenido 199 muertes, lo que corresponde a una tasa de letalidad de 5.6 personas por día, la cual es muy elevada.
En lo referente a la demanda hospitalaria, resaltó que estamos por arriba de los 200 pacientes internados actualmente en los distintos hospitales del sector público y privado y esta condición manifiesta que el número de casos que se tienen diariamente de infectados no se ha disminuido por debajo de los 60. Además de resaltar que en los hospitales privados la atención también es limitada y llega apenas a 24 camas, por lo que quien cuenta con un Seguro de Gastos Médicos no tiene la garantía de poder tener una atención inmediata. “Seguimos ocupando los primeros lugares de camas con ventilación ocupadas y esta es la razón por la cual nos mantenemos en un Código anaranjado en la actualidad”.
En cuanto al personal médico que está en la primera línea de atención, indicó que han sido 200 los especialistas han tenido que enfrentar la atención de 6 mil 881 pacientes en un lapso de menos de 6 meses y en fallecimientos se tienen registrados 12, de los cuales 5 corresponden a médicos, 3 a enfermeras, 2 choferes, un asistente médico y un camillero hasta el mes de junio.
Enfatizó que en Aguascalientes se cuenta con sólo 175 especialistas para atender en primera línea con capacidad de decisión y están formados para el diagnóstico y tratamiento de padecimientos respiratorios graves así como en el manejo de un ventilador. Ante este escenario, dijo que los médicos no podrán soportar a una gran cantidad de enfermos graves, si estos aparecen en masa. “No tenemos indisposición, estamos dispuestos pero no tenemos tanto personal para atender una crisis sanitaria si esto no se controla y si los ciudadanos no disminuyen su movilidad, o el Gobierno Estatal y Municipal no regula la apertura de centros y les pone horarios de servicio, que no hubiera ya apertura de bares después de las 9 de la noche y poner algún señalador de aforo”.