Ayer, en rueda de prensa convocada por el Consejo Coordinador Empresarial, que encabeza Raúl González Alonso, se hizo un llamado a las autoridades municipales para la depuración de las licencias de giro reglamentarios, y se eliminen las que operan en forma disfrazada, haciendo trampa.

Hay cantinas con fachada de loncherías y negocios que aparentan vender un producto o servicio, pero realmente se dedican a vender alcohol, y como no están bajo supervisión, se corre el riesgo de que lo oferten a menores de edad.

Es importante que el tema se ponga en manos del Cabildo y que la Dirección de Reglamentos realice la inspección que se requiere, para que ni la autoridad ni el consumidor sean sorprendidos, ya que el costo de las licencias depende de la actividad que se desarrolle.

A través del recién conformado Consejo de Regulación, pedirán al Ayuntamiento capitalino que ponga orden en este ámbito.

En otro tema, los empresarios cuestionaron que la Federación no destine recursos para rehabilitar el tercer anillo, por lo que pedirán apoyo al Gobierno Estatal; señalaron que la vialidad ya tiene innumerables baches, por lo que resulta muy peligrosa para el flujo vehicular que se registra a diario.

Asimismo, consideran que debe haber apoyo para que en esta pandemia, las micro y pequeñas empresas puedan sostenerse, y cumplir con el compromiso social de conservar el máximo de empleos que se pueda; y también es importante que se eliminen las trabas burocráticas.

De 59 mil 586 establecimientos contabilizados en Aguascalientes, si bien son de nueva creación 8 mil 470, lo cierto es que 13 mil 090 desaparecieron, no pudieron seguir adelante, por la crisis económica que ha generado esta emergencia sanitaria.

Reiteraron la falta de previsión a nivel nacional, en torno a la compra de vacunas contra el COVID; están llegando a cuenta gotas, cuando es fundamental inmunizar rápidamente a la población, para que vuelva la normalidad; dijeron estar conscientes que hay problemas de producción de los biológicos, pero es inadmisible que el Gobierno Federal se guarde el calendario de aplicación, cuando debe corresponder a los estados la logística interna, para que el proceso sea eficiente.