Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ocean Futures Society, organización mundial ambientalista que preside Jean-Michel Cousteau, urgió al Gobierno federal a sostener una reunión con defensores del medio ambiente, pero en la zona donde se llevan a cabo las obras del Tramo 5 del Tren Maya –que va de Tulum a Cancún– en Quintana Roo.
«Es urgente que el Gobierno federal y las Secretarías de Medio Ambiente y de Turismo se reúnan, sin perjuicio alguno, con los científicos, técnicos y ambientalistas en el lugar donde se están efectuando las obras, no en oficinas burocráticas o sobrevuelos que no visualizan la realidad, y se establezca un verdadero plan para continuar apropiadamente las obras.
«Todo este patrimonio de la humanidad corre un grave peligro de perderse debido a la continuación de las obras del Tren Maya, que no cuenta con la imprescindible Manifestación de Impacto Ambiental», alertó en una carta abierta.
La organización mostró su apoyo a los distintos sectores que se manifiestan por conservar diversos tesoros del medio ambiente, pese a las críticas del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
«Ahora la retórica oficial los llama ‘achichincles y farsantes, los promotores no son campesinos ni ejidatarios de la región, sino pseudoambientalistas’; ignoramos si nuestra organización, cuya reputación mundial es y ha sido intachable, también sea considerada ‘pseudoambientalista'», señaló.
México ratificó en 2006 la Convención de la UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático adoptada en 2001, recordó, por lo que a través del INAH se estableció un compromiso real para la protección e investigación del patrimonio subacuático del país.
«Los cenotes de la Riviera Maya, donde se encuentra la red de ríos subterráneos más larga del planeta, están pletóricos de importantes restos paleontológicos, como huesos de fauna del Pleistoceno tardío, varias de esas especies eran desconocidas hasta su reciente descubrimiento.
«Por si fuera poco se han localizado restos de diez de los primeros seres humanos de América, entre ellos el de ‘Naharón’, que con 13,500 a.C. es el fósil humano más antiguo encontrado en el continente. Esas cuevas y cenotes fueron su refugio en vida y su sepulcro en la muerte», ejemplificó Ocean Futures Society.

¡Participa con tu opinión!