Daniel Santiago
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, pidió ayer reconocer que las armas son un problema social, al igual que las «fake news», mentiras e insultos en redes sociales.
«Humildemente quiero pedir un favor a todos los ciudadanos y ciudadanas, así como a los comunicadores: que tratemos de convencernos de que las armas son un problema social», expresó en su mensaje de cada domingo.
«Es necesario un acuerdo para que haya control de venta de armas, que tanto lastiman a la sociedad y que recientemente han sido un cruel daño contra niños y niñas en Texas».
En un día dedicado por la Iglesia católica a las Comunicaciones Sociales, el Arzobispo dijo que ningún ciudadano tiene derecho a pasar por las redes sociales mentiras o insultos.
«Las ‘fake news’ en los medios de comunicación nos hacen mucho daño porque alteran el orden social y los sentimientos», dijo.
«Muchos de los tristes acontecimientos que suceden han sido alimentados por malos contenidos, las informaciones superficiales, sin fundamento lógico, lo que ha llevado a muchas personas, con una capacidad diferente en el discernimiento, a cometer acciones que atentan contra su dignidad y la de sus semejantes».
Dijo que la crisis de la comunicación es la crisis de la escucha mutua.
«Estamos llamados a escuchar con amor, a escuchar la verdad con el corazón», expresó Cabrera López.
«Cada día se hace más urgente que nos dispongamos a escucharnos de verdad, a escucharnos con el corazón en el seno de nuestras familias, en los entornos de amistades, en los lugares de trabajo y donde quiera que se cruzan la ideas y los sentimientos».
Para su mensaje desde la Catedral, Cabrera López portó una camiseta de la Carrera del Diezmo, un maratón de 10 y 5 kilómetros organizado por la Arquidiócesis.
«Agradezco a todos los que participaron, ya que ellos llenan de alegría nuestra Ciudad. Queremos continuar como iglesia de Monterrey promoviendo la ocasión para que todos estemos sanos y alegres».

¡Participa con tu opinión!